<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿Por qué en Venezuela los precios en dólares también suben?

Aunque los economistas constantemente señalan que en Venezuela no se puede hablar de inflación en dólares, lo cierto es que las personas en la calle lo dicen constantemente. Aunque el término no es correcto, la esencia es la misma. En Venezuela los precios en dólares también aumentan.

¿Por qué en Venezuela los precios en dólares también suben?

Una persona necesita $250 para comprar lo mismo que en enero de 2019 compraba con $100. En un país hiperinflacionario, ahora los venezolanos también se encuentran con un aumento de los precios marcados en dólares.

Con la dolarización de las transacciones venezolanas, la polémica sobre el aumento de las transacciones en dólares continúa aún más.

En la calle, los comentarios sobre el aumento del precio en divisas se divide. Algunos culpan a la economía y otros a la «viveza de los comerciantes». Sin embargo, el tema del aumento de los productos no solo en bolívares, sino también en dólares responde a más factores que simplemente a la codicia del vendedor.

¿Por qué no es inflación en dólares?

La inflación en dólares en Venezuela no existe, al menos ese no es el término correcto. Si tomamos en cuenta la inflación reportada por el gobierno estadounidense, entonces en todo el 2019 la moneda americana reportó uno inflación de apenas 2,3%.

En contraposición, la inflación de Venezuela en 2019 cerró en 7.374%. Ubicándose no solo como la mayor inflación del mundo, sino en el único país con un proceso hiperinflacionario en la actualidad.

Los economistas concuerdan con el hecho de que lo que sucede en Venezuela no es inflación en dólares sino una sobrevaloración del bolívar. Esto quiere decir que el tipo de cambio del bolívar no es lo suficientemente alto como debería.

Según Asdrúbal Oliveros, la sobrevaloración de la moneda venezolana hace que producir en Venezuela sea mucho más costoso que importar productos.

Si se compara la evolución de la canasta alimentaria con la cotización del dólar la diferencia es mucho más evidente. Mientras en 2019 el precio de la canasta alimentaria subió 7.754,3%, la cotización del dólar tan solo subió 2.124%.

Esta es una de las razones para que los comercios aumenten el precio en las divisas, al no ajustarse naturalmente en el mercado.

Un dólar barato, un precio alto

Aunque pueda parecer una locura, el dólar continúa por debajo del precio de equilibrio en el que debería estar. El hecho es que la hiperinflación que vive Venezuela superó la velocidad del precio del dólar.

Esta es la principal razón por la que un dólar compra menos que lo que compraba en enero del 2019.

¿Por qué ocurrió esto? Principalmente por una política monetaria y fiscal que el régimen de Maduro viene desarrollando. El aumento del encaje legal a la banca y la desaceleración de la liquidez monetaria son las principales estrategias.

Estas políticas de Maduro lograron reprimir el precio del dólar, pero en contra de la producción. Por esto la importación continuó siendo un negocio más rentable que la producción nacional.

«Resulta que la devaluación no alcanza el comportamiento de los precios internos (inflación), generando una fuerte sobrevaluación que convierte paradójicamente al dólar en el bien más barato de la economía», señala el economista Luis Vicente León.