<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿Por qué la muerte del presidente de Samsung disparó las acciones?

El presidente de Samsung Electronics, Lee Kun-hee, que convirtió al grupo surcoreano de telecomunicaciones en un gigante mundial, falleció este domingo a los 78 años. Bajo su dirección, Samsung se convirtió en el mayor productor de smartphones y de chips electrónicos del planeta. Entonces, ¿por qué las acciones se dispararon con su muerte? 

¿Por qué la muerte del presidente de Samsung disparó las acciones?

Samsung es la líder mundial del negocio de smartphones. Esto se debe en gran medida al trabajo e impulso de su presidente Lee Kun-hee. Sin embargo, la noticia de su muerte tuvo una reacción favorable en los mercados, por lo que la compañía vio como sus acciones subían este lunes.

Las acciones de Samsung C&T y Samsung Life Insurance subían hasta un 21,2% y un 15,7% respectivamente, mientras que las de Samsung SDS y Samsung Engineering también subían. Samsung Electronics – la joya de la corona del grupo – subía un 0,5%

El volumen de negocio global de la multinacional equivale a un quinto del Producto Interno Bruto (PIB) de Corea del Sur, lo que le convierte en un activo fundamental de la salud económica del país asiático.

«Con gran tristeza anunciamos la muerte de Lee Kun-hee, presidente de Samsung Electronics», anunció el grupo. «El presidente Lee falleció el 25 de octubre acompañado de su familia, incluido el vicepresidente Jay Y. Lee», señala el comunicado.

¿Por qué las acciones subieron?

Las acciones de Samsung Electronics Co Ltd y sus filiales subían el lunes por la esperanza de movimientos de participaciones en la empresa, mayores dividendos y una ansiada reestructuración, señalaron analistas a Reuters.

Lo que sucede es que Samsung es el mayor conglomerado familiar de Corea del Sur y el tema de la muerte de, no solo su presidente, sino su máximo accionista, llevará a la familia Lee a realizar restructuraciones que pueden favorecer a todos los demás inversionistas.

El tema central es que la familia deberá pagar un impuesto de sucesión por un monto exorbitante de 8.900 millones de dólares, por lo que la familia no tiene otra opción que vender participaciones en algunas empresas no fundamentales como Samsung Life, dijo el analista de NH Investment Securities Kim Dong-yang a Reuters.

Otra motivo de aumento del precio de las acciones es que la familia podría aumentar los dividendos que da Samsung C&T para poder pagar el impuesto a la herencia. Esto emociona a los inversionistas que quieren sacar ventaja de esta decisión.

¿Quién se quedará con la compañía?

El hijo y presunto heredero Jay Y. Lee tiene una participación del 17,3% en Samsung C&T, el holding de facto del grupo, mientras que el difunto Lee era el principal accionista de Samsung Life con un 20,76% del capital.

Su hijo estaba al frente de la multinacional desde que Lee sufriera la crisis cardíaca de 2014. Sin embargo, sobre él pesan antecedentes penales. Lee Jae-yong fue condenado a cinco años de cárcel en 2017 tras haber sido reconocido culpable de corrupción y otros delitos relacionados con el antiguo presidente Park Geun-hye, aunque después fue absuelto de las acusaciones más graves en apelación y liberado un año después. Este caso está todavía en curso.

Lee, de 78 años, murió el domingo, seis años después de su hospitalización por un ataque al corazón en 2014. Desde entonces, Samsung ha llevado a cabo una serie de ventas de participaciones y reestructuraciones para racionalizar el creciente conglomerado y consolidar el control del joven Lee.