¿Por qué los venezolanos del estrato social más bajo viven mejor que la clase media?

A los venezolanos les gusta trabajar, pero en este momento de crisis económica que atraviesa el país su primera opción de trabajo no son las empresas, sino el trabajo por su cuenta que le pueda generar dólares y no bolívares.

Por primera vez en la historia de Venezuela, el sector E de la población vive mejor que el sector D. ¿La razón? Mientras el sector D tiene un empleo, el sector E tiene un oficio, y en este momento de crisis económica los oficios se cobran en dólares y los empleos en bolívares.

Por esta razón, se justifica que 78% de la población venezolana esté buscando un empleo, no necesariamente porque no lo tengan, sino porque necesitan aumentar sus ingresos para vivir en una economía que cae estrepitosamente y que sufre los embates de la hiperinflación.

El estudio mostrado por el gerente general de Datos, Luis Maturén, en el XIX Simposio Negociación y diálogo: claves para la convivencia, muestra cómo los trabajadores están cambiando sus percepciones sobre el mejor empleo que pueden obtener en medio de la situación que están viviendo.

Los venezolanos prefieren trabajar por su cuenta

Aunque el 8% de la población que busca empleo no sabe muy bien dónde lo quiere encontrar, el 47% sí está claro que prefiere trabajar por su cuenta.

De hecho, mientras en 2013, solo 11% de los venezolanos señalaron tener trabajos ocasionales, en 2019 esta cifra subió a 23%.

Lo que sucede es que la dolarización de los precios de los oficios hace que sea atractivo para los venezolanos cobrar en dólares, más que buscar un empleo formal.

«Es increíble como el sector E ya no habla de bolívares, la moneda de referencia es el dólar, porque precisamente cobran en dólares», asegura Maturén. 

Sin embargo, la empresa privada continúa en la segunda posición de preferencia. El 31% de los venezolanos que buscan empleo quiere trabajar en el sector privado.

Por otro lado, solo 14% desea trabajar en una empresa pública, lo cual no extraña debido a los bajos salarios en este sector, la eliminación de los contratos colectivos y el método del trueque como pago, según lo señala Maryolga Girán, directora de Girán Abogados & Asociados.

Venezolanos buscan trabajar en empresas con propósito 

No todo es dinero, incluso para una Venezuela con un bolsillo tan golpeado por una hiperinflación que ya acumula 23 meses ininterrumpidos. El estudio señala que 54% de los venezolanos desean trabajar en una empresa con propósito, así el sueldo sea poco.

«A pesar que este índice en México es 72%, para Venezuela sigue siendo alto por la situación que se vive», dice Maturén. 

El director de Datos señala que, a pesar de lo que muchos piensan, el trabajo genera felicidad y hace que las personas se sientan mucho mejor. Es más, los estudios señalan que las personas que trabajan logran entrar en un estado de mayor plenitud que quienes están ociosos.

Polar sigue liderando la percepción de las empresas socialmente responsables

En 2019, el índice de responsabilidad social empresarial que mide la empresa Datos reveló que Empresas Polar se mantiene en el primer lugar en la percepción de la empresa más responsable.

Cuando a los venezolanos le preguntaron que empresa venezolana se le venía a la mente cuando pensaba en una empresa socialmente responsable, el 56% de los encuestados respondió Empresas Polar.

Sin embargo, cuando la encuesta dio opciones de varias empresas, entonces el 86% de las personas señalaron que Empresas Polar era la empresa con mayor responsabilidad social en el país.

Para Italo Pizzolante, director de la consultora Pizzolante Estrategia+Comunicación, este reconocimiento de las empresas se debe a la combinación de dos factores: ser realmente una empresa con responsabilidad social y comunicar correctamente lo que se hace para ser responsable con la sociedad.

La empresa privada toma un rol fundamental para los venezolanos 

Desde que se empezó a medir el índice de responsabilidad social de las empresas, en 2014, las cosas han cambiado.

Mientras que en 2014 solo 5% de los venezolanos se sintieron beneficiados por alguna política de responsabilidad social de alguna empresa venezolana, en 2019 esa cifra subió a 19%.

El rol de la empresa privada también cambió. Este año, 90% de los beneficiados por una empresa socialmente responsable señalaron que la empresa que les dio el beneficio era privada, solo el 10% señaló que era pública.

Esto marca una diferencia con el año 2014, cuando la proporción era 66% empresa privada y 31% empresa pública.