Presidente electo de Argentina cumplirá con el FMI, pero sin más ajustes

El retorno al poder de los peronistas ha aumentado los temores de un nuevo incumplimiento de la deuda por parte de Argentina.

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, dijo este martes a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) que el país va a cumplir con sus obligaciones, pero advirtió que la deuda se pagará sin aplicar más ajustes fiscales a una sociedad golpeada por la recesión.

El equipo de Fernández informó de una conversación con Kristalina Georgieva, la directora gerenta del FMI, con quien Argentina obtuvo en 2018 un crédito de 57.000 millones de dólares.

En Buenos Aires, la oficina de prensa de Fernández dijo que tiene «un plan sustentable» que va a permitir crecer y cumplir con las obligaciones que Argentina con el Fondo y con el resto de los acreedores.

«Estamos asumiendo un compromiso que podamos cumplir», dijo el futuro mandatario.

Pero Fernández señaló que no habrán más ajustes fiscales. «No podemos hacer más ajustes fiscales porque la situación es de una complejidad enorme, el nivel de ajustes en la era de Macri ha sido tremendo».

¿Que respondió el Fondo Monetario Internacional?

Por su parte, Georgieva informó que tuvo una conversación muy «constructiva» con el mandatario elegido el 27 de octubre.

«He reiterado la disposición del Fondo a colaborar con su gobierno y trabajar para allanar el camino hacia un crecimiento sostenible y reducir la pobreza. Acordamos seguir manteniendo un diálogo abierto para el beneficio de los argentinos», informó Georgieva.

La deuda argentina creció de 52,6% del Producto Interno Bruto (PIB) al asumir Macri en 2015, hasta situarse en más del 80% este año, según cifras oficiales de junio. Sin embargo, consultoras económicas y calificadoras de riesgo calculan que el ratio actual es aún más desproporcionado.

La economía se encuentra en recesión desde el segundo trimestre del año pasado, con un fuerte aumento de la pobreza, la inflación, el desempleo y las quiebras de empresas.

El próximo gobierno enfrenta importantes vencimientos tanto del capital de la deuda como de los intereses en 2020.

«Es mi deber anticiparle que en la situación en la que se encuentra la economía argentina es difícil propiciar un mayor ajuste», señaló en su declaración Fernández.

Fernández superó en los comicios por 48% a 40% a Macri, quien intentaba su reelección al frente de una alianza de derechistas con socialdemócratas.

Segundo año en recesión

La economía argentina se encamina a su segundo año de contracción con una previsión de reducción del PIB de 3,1% en 2019, según el FMI.

En este contexto recesivo la tasa de pobreza aumentó a más del 35% y la inflación anual hasta octubre fue de 42,2%.

El retorno al poder de los peronistas ha aumentado los temores de un nuevo incumplimiento de la deuda por parte de Argentina. El peso se mantiene estable.

Según los datos oficiales del segundo trimestre de 2019, la deuda de Argentina suma 336.267 millones de dólares, correspondientes a un 80,7% del PIB.

Del total de la deuda, un 16,4% corresponde a organismos multilaterales y bilaterales y un 62% está denominada en dólares.