Procter acusa el castigo de sus operaciones en Venezuela

La multinacional estadounidense Procter & Gamble (P&G) tuvo que hacer una reserva contable de $235 millones para encarar los efectos en sus operaciones provocados por la devaluación de 2013, y otros $276 millones por la de enero pasado, señaló la empresa en su informe trimestral de resultados difundido este viernes.

Procter acusa el castigo de sus operaciones en Venezuela

Venezuela responde solamente por el 1% de los ingresos por ventas y las ganancias operacionales del mayor fabricante mundial de productos de higiene y hogar. En su informe expone una serie de factores negativos que afectan sus operaciones y resultados en el país, la mayoría se refiere a la política económica y cambiaria vigente.
La salud de sus operaciones y resultados financieros en el país dependerá en el futuro de su capacidad para restaurar las ventas netas y niveles de ganancias alcanzados antes de las recientes devaluaciones, señala el informe.
Entre los factores de incertidumbre enumera su habilidad para mitigar el efecto de los controles en los márgenes de ganancias, cualquier futura devaluación de la tasa preferencial de Cencoex y cualquier cambio significativo en la tasa de Sicad, o la liquidación de ese programa.
También, “ cualquier migración de categorías de productos desde Cencoex a Sicad, cualquier acción de la compañía para acceder a Sicad II, cualquier futura acción del gobierno en materia de control de precios o controles de cambio, condiciones económicas y la disponibilidad de materias primas e insumos”.
Adicionalmente, los activos monetarios en moneda local estarán expuestos a una serie de factores dependiendo de la futura disponibilidad de dólares a tasa preferencial, las necesidades locales de dólares, su cronograma de repatriación (de dividendos) y la habilidad para obtener aprobación del gobierno para la repatriación de esos dividendos, “la cual ha sido limitada durante los años recientes”.
Sus operaciones también estarán afectadas por la disponibilidad de financiamiento de instituciones locales y otras fuentes de crédito, y la habilidad para recaudar pagos pendientes de sus clientes y del gobierno, incluyendo liquidaciones de IVA.
Procter & Gamble anunció hoy en Nueva York que ganó en el primer trimestre de su año fiscal 2015 (terminado en septiembre) $1.990 millones de dólares, un 34% menos que en igual periodo del ejercicio anterior.
En el apartado sobre Venezuela señala que el dólar es la moneda funcional para sus subsidiarias aquí, por lo que cualquier reajuste en la evaluación de activos o cargas financieras no denominadas en dólares, manejadas por estas subsidiarias y otras transacciones y ganancias o pérdidas se reflejan en los dividendos.
El informe recuerda que desde el 31 de diciembre de 2013 Venezuela ha establecido una tasa oficial de cambio para ciertos dividendos e importaciones de bienes y servicios.
Esas transacciones a la tasa oficial están sujeta a la aprobación de Cencoex. Desde el 9 de febrero de 2013 la moneda fue devaluada desde 4,3 hasta 6,30 por dólar.
El reajuste de nuestros balances locales para reflejar esta devaluación en el año fiscal terminado en 2013 resultó en un cargo después de impuestos de $236 millones ($0,08 por acción).
Destaca que para ejecutar cualquier transacción fuera de Cencoex se debe acudir al Banco Central de Venezuela como intermediario (en aparente alusión a los sistemas Sicad I y II) y a partir del 31 de diciembre de 2013 varias regulaciones y un limitado monto de transacciones a través de esos esquemas cambiarios “esencialmente han eliminado la habilidad de la compañía para acceder a divisas extranjeras a una tasa distinta a la preferencial para pagar por la importación de bienes y para manejar sus balances en moneda local”.
Todos sus activos monetarios fueron valorados a la tasa preferencial de Bs 6,30 por dólar y sus resultados, reflejados en el informe financiero consolidado, también están a esa tasa, que además es la esperada para la repatriación de dividendos.
El 24 de enero el gobierno hizo varios anuncios afectando la tasa de cambio, entre otros controles. y la tasa preferencial de Cencoex permanece en 6,30. “Adicionalmente permanece una considerable incertidumbre respecto a la naturaleza de las transacciones que continuarán”, señala.
“La compañía cree que una porción significativa de sus importaciones continuarán calificando para el tipo de cambio preferencial. Sin embargo, la importación de ciertos bienes terminados y materias primas para algunos productos, junto con el pago de dividendos y de regalías, serán ejecutados bajo el sistema de subastas Sicad”.
“La compañía mantiene las expectativas de poder acceder al programa Sicad para sus dividendos y otras transacciones. La tasa Sicad fue de Bs 11,7 por dólar en enero de 2014 y de 10,6 por dólar al 30 de junio de 2014″.
La Compañía incurrió en un cargo después de impuestos de $275 por acción (0,90 por acción) en enero de 2014 “con el reajuste de cierta porción de nuestro balance local” , al no calificar para la tasa preferencial de Cencoex y pasarla al valor inicial de Sicad.
En marzo pasado, el gobierno introdujo un tercer mecanismo cambiario, el Sicad II, también basado en subastas donde la divisa se negocia aproximadamente a Bs 50 por dólar.
“La compañía no espera tener acceso a Sicad II” por lo que esa tasa no está siendo utilizada para trasladar o reajustar sus resultados en Venezuela.
Para el 30 de junio de 2014, la compañía mantenía activos monetarios netos denominados en moneda local por un valor aproximado de $1.000 millones. Aproximadamente $670 millones de esa cifra se espera que sea utilizada para satisfacer necesidades pasivos de importaciones anteriores que fueron aprobadas bajo el esquema de Cencoex y que son reajustadas a la tasa preferencial de Bs 6,30 por dólar.
El remanente está siendo calculado a la tasa Sicad. El balance neto en moneda local se incrementa en aproximadamente $110 millones en comparación con junio de 2013 como resultado del aumento de las ganancias en Venezuela, los pagos de Cencoex y el incremento en el monto neto del pago de Impuesto al Valor Agregado (IVA) recibido del gobierno. Ese monto fue parcialmente opacado por el reajuste de los balances desde la tasa preferencial de Cencoex a Sicad.
Otros controles impuestos por el gobierno de Venezuela incluyen las autorizaciones de importaciones, control de cambio y pagos, controles de precios y de ganancias.
 ]]>