Productores de papa piden dólares para garantizar importación de semillas

Cubrir la siembra norte verano y garantizar en los mercados el cuarto rubro más consumido por los venezolanos, es la meta que se han trazado las asociaciones de paperos del país, al exigir al Ejecutivo tener acceso a las divisas para realizar directamente la importación de simientes.

Productores de papa piden dólares para garantizar importación de semillas

Con el propósito de asegurar las semillas necesarias para cubrir la cosecha norte-verano, representantes de la Federación Nacional de Productores de Papa y Hortalizas (Fenaphort), solicitaron al presidente de Agropatria, Pedro Khalil, los permisos necesarios para realizar de manera directa la importación de semillas.

Aldemaro Ortega, directivo de Fenaphort, comentó a El Estímulo que tomando en cuenta que en reiteradas ocasiones el ministro para la Producción Agrícola y Tierras, Wilman Castro Soteldo, ha manifestado que el gobierno no importará más semillas de papa a la tasa preferencial de 10 bolívares por dólar, los productores tomaron la iniciativa de pedir autorización para que las diferentes asociaciones del país puedan acceder al tipo de cambio complementario (Dicom), para traer las semillas al país.

“Desde que el Gobierno decidió no traer más semillas a precio preferencial, dejó el camino abierto para que sean las asociaciones quienes directamente traigamos la semilla, luego de pasar por el proceso de licitación del dólar fluctuante”.

El productor explicó que a las asociaciones les urge importar la semilla de lo contrario Carabobo, Aragua y Lara no van a tener la variedad Kennebec para el ciclo que comienza en octubre.

La importación de semillas es un procedimiento único y exclusivo del gobierno nacional, quien es el encargado de generar el requerimiento a través de Agropatria y luego realizar la importación por medio de Corpovex, organismo que llama a licitar a las empresas que traen las semillas.

Recordó Ortega que la última importación que traería Agropatria para los estados Mérida, Táchira y Trujillo, no se concretó porque el Gobierno alegó no tener los recursos suficientes para cumplir con los requerimientos acordados.

En Venezuela no se produce ningún tipo de semilla ni la variedad Atlantis de uso industrial, ni la Kennebec, empleada por los productores de papa blanca en el centro del país.

De acuerdo con el representante del gremio de la papas la capacidad que tienen los estados andinos de producir semillas es insuficiente para abastecer las 7.000 hectáreas que se requieren sembrar en la zona.

– Rumbo al fracaso –

Precisó Aldemaro Ortega que desde hace cinco años el sector productor de papa ha venido presentando caídas, pero ninguna tan marcada como la del último año.

El año pasado se cosecharon 110.000 toneladas y hace cinco años el sector se autoabastecía, incluso había papa para exportar. La caída en la producción del tubérculo ha sido sostenida desde hace unos años para acá, intensificándose en el último, aseguró.

Para 2016, la proyección en producción era de 230.000 toneladas, para abastecer casi la mitad del consumo nacional, esto si llegaba al país la semilla necesaria. Lamentablemente, la producción del tubérculo será de apenas 60.000 toneladas para el cierre de 2016, cifra que representa el 10% del consumo nacional del rubro.

“Si el Gobierno nacional no accede a nuestra propuesta iremos rumbo al fracaso y la papa será otro de los rubros que dejará de existir, mientras que los productores estaremos obligados a buscar otros modos de vida”, señaló el representante gremial.

Si el gobierno accediera a la petición del sector y oferta las divisas, en un tiempo estimado de dos semanas se tendrían los permisos requeridos para ir al proceso licitatorio y optar por el dólar fluctuante para importar la semilla, puntualizó Ortega.