Proveedores internacionales hacen cola de 15 días para cobrarle a Venezuela

El BCV aún paga los compromisos en divisas del gobierno a través de los bancos estatales como el Bandes y el Banco de Venezuela, debido a la imposibilidad de contar con un banco internacional para ejecutar este tipo de operaciones relacionadas con la importación de bienes.

Proveedores internacionales hacen cola de 15 días para cobrarle a Venezuela

Desde que el Citibank dejó de ofrecer los servicios de corresponsalía al Banco Central de Venezuela (BCV) en 2016 para pagos de deuda externa como a proveedores internacionales, el gobierno ha utilizado sus instituciones financieras para realizar estas transacciones.
Para ello el BCV abrió una cuenta en divisas a nombre de los bancos estatales para realizar la transferencia de los recursos y así poder cancelar los compromisos de deuda relacionados con las importaciones de bienes, principalmente alimentos y medicinas.
Fuentes consultadas indicaron que debido a que este tipo de transacciones se ejecuta de manera manual, es decir, es un trámite que aún no está automatizado o no se puede realizar electrónicamente, por lo que genera una fuerte tardanza para finiquitar el pago.
“Se han originado cuellos de botella para pagar a los proveedores internacionales, los cuales esperan en promedio 15 días para recibir los recursos. Son muchos los proveedores”, dijo una de las fuentes.
Para transferir las divisas el BCV utiliza el Bandes, Banco de Venezuela y Banco del Tesoro, que a su vez han acordado con pequeñas entidades bancarias en el extranjero. De acuerdo a una nota de la agencia Reuters, tanto Italbank, un banco con sede en Puerto Rico y propiedad del venezolano Carlos Dorado (Italcambio) y Eastern National Bank ubicado en la ciudad de Miami en Estados Unidos, ofrecen servicios de corresponsalía al país.
Dorado informó que por Italbank pasa entre 10% a 15% de las operaciones con divisas del Banco de Venezuela. Eastern National Bank es una entidad que el gobierno venezolano estatizó tras la mini crisis financiera de 2009.
Las fuentes señalaron que el BCV sigue utilizando los servicios de otros bancos extranjeros para el pago de bonos de deuda externa, mas no ha podido entablar alianzas para cancelar las importaciones estatales. Esta situación complica la capacidad de maniobra financiera del gobierno de Nicolás Maduro, el cual ha sido objeto de sanciones por parte de Estados Unidos a funcionarios clave de las finanzas públicas. Esto se suma a la reciente medida del banco de inversión Credit Suisse de prohibir transacciones con bonos de deuda venezolanos o cualquier otro tipo de operación.]]>