<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Publicación de liquidez monetaria tiene tres semanas de retraso

La liquidez monetaria, que es la cantidad de billetes y monedas, depósitos a la vista, de ahorro y a plazo de un sistema económico, se desconoce desde la semana finalizada el 17 de febrero cuando se ubicó en 11 billones 927 mil 632 millones 572 mil bolívares.

Publicación de liquidez monetaria tiene tres semanas de retraso

A escasos 72,3 mil millones de bolívares para alcanzar un nuevo histórico, el Banco Central de Venezuela, ahora a cargo del dirigente del PSUV, Ricardo Sanguino, dejó de publicar la cifra para sumarse a una larga lista de indicadores que el instituto emisor no difunde para tratar de ocultar la realidad, entre ellas inflación, escasez y Producto Interno Bruto.

Era un hecho que al 24 de febrero se rebasaría una nueva barrera, toda vez que los incrementos semanales superan con creces los 100 mil millones de bolívares.

Hasta el 17 de febrero el alza de la liquidez había sido de 14,40%, pero anualizada la cifra representó un salto de 183,47%.

Para la primera mitad de febrero, la composición del circulante monetario estaba compuesta por 81,13% en depósitos a la vista, 11,5% en depósitos de ahorro transferibles, 6,14% en monedas y billetes y 1,17 en instrumentos menos líquidos (cuasidinero), según la firma de análisis financiero Boungy.

El aumento desmedido de la liquidez es una de las causas que explica el alto índice de inflación, ya que el BCV imprime dinero sin respaldo en la oferta de bienes y servicios contribuyendo al alza de los precios.

El gobierno está inmerso en un proceso de ampliación del cono monetario, resultado de una elevada inflación que en 2016 se ubicó en 799%, según cifras preliminares del BCV, y que ha erosionado el poder adquisitivo de la población.

Los billetes que salieron a circulación con la conversión monetaria el 1º de enero de 2008, serán retirados progresivamente, según se ha informado.

La extensión de la familia monetaria incluye papeles de Bs 500, Bs 1.000, Bs 2.000, Bs 5.000, Bs 10.000 y Bs 20.000. Sin embargo, aún no llegan al país las piezas de baja denominación de Bs 1.000 y Bs 2.000, por lo que se ha retrasado la desmonetización del billete de Bs 100, hasta diciembre el de mayor circulación.

Sanguino indicó la semana pasada que hay que esperar que lleguen las nuevas notas y que los cajeros automáticos de los bancos se adapten a los nuevos papeles para iniciar el retiro del popular marrón.

De esas declaraciones se desprendió que al menos dos meses más se mantendrá en vigencia el billetes de Bs 100, que el presidente Nicolás Maduro retiró de circulación intempestivamente el 15 de diciembre de 2016, provocando un caos en el país que dejó cinco muertos, heridos y más de 300 comercios saqueados.