<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

¿Qué se puede esperar de Ricardo Sanguino, nuevo presidente del BCV?

Como cualquier otro militante del partido de gobierno (PSUV) o de la coalición que lo respalda, el hasta ahora diputado a la Asamblea Nacional, Ricardo Sanguino, está convencido de la existencia de una "guerra económica", así como de que parte de la inflación es inducida por DolarToday.

¿Qué se puede esperar de Ricardo Sanguino, nuevo presidente del BCV?

No dista mucho de la percepción que tenía el saliente presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, en torno al comportamiento de la economía, pero la diferencia fundamental radica en el activismo político que caracteriza a Sanguino, hoy con 73 años.

A Merentes no se le veía en actos políticos, mientras que Sanguino, quien se mantuvo en el parlamento por 16 años, es más ganado a participaciones públicas. Merentes era más un técnico.

De profesión economista (Universidad Central de Venexzuela), Sanguino formó parte de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico. Apuntaba a mantenerse en la Asamblea por cuatro años más que lo llevarían a completar 20 años en la tribuna del pueblo. Pero el presidente Maduro quiso otro derrotero para él. «Es un hombre de gran experiencia. Lo conozco muy bien, es uno de los hombres más estudiosos y conocedores de la vida financiera y económica monetaria del país(…) iniciaremos una nueva etapa contra las mafias», dijo el mandatario nacional al anunciar su postulación a la presidencia del BCV.

Reelecto por la circunscripción 3 del estado Táchira, en diciembre de 2015, para su cuarto período parlametario, Sanguino abandona la curul para enfrentar desde una posición más activa y desde la cual podrá tomar decisiones, una inflación récord de 799,9%, según cifras preliminares y una inédita contracción de la economía de 18,6%.

¿Qué puede esperarse del nuevo jefe de la silla de Carmelitas? Tratándose de que el BCV no es un ente autónomo y siendo parte Sanguino del equipo que le restó poder a la AN antes que pasara a manos de la oposición en diciembre de 2015, las expectativas no apuntan a cambios significativos.

El BCV comenzó hace tres años a retrasar primero y luego a esconder los indicadores económicos, por lo cual Transparencia Venezuela introdujo un recurso de omisión contra Nelson Merentes.

José Ricardo Sanguino Cárdenas, como es su nombre completo, durante una entrevista en horas del mediodía en Venevisión el 5 de diciembre de 2016, dijo lo siguiente:

«Hay una inflación inducida y hay estudios econométricos de Banco Central de Venezuela que dicen que una alta incidencia de la inflación proviene de DolarToday. Al ser eso así, eso quiere decir que hay un nivel de inflación estructural, pero hay otro que es inducido. Y nosotros actuamos contra el estructural y el inducido”.

Interrogado en el mismo espacio sobre las perspectivas para 2017, señaló sentirse optimista porque se estaban viendo los resultados de las políticas económicas del gobierno de Maduro, sin embargo, reconoció cierto fracaso:

“Lo reconozco. No hemos podido reducir las colas de los centros de distribución de alimentos fundamentalmente privados».

Más temprano ese mismo día, concedió una entrevista al canal estatal VTV se refirió a la escalada de los precios de la siguiente manera:

«Es irracional la subida de precios de parte de sectores empresariales en el área de comercio, donde la fijación de precios es casi que a diario. Ante esa inusitada y estrepitosa subida de los precios de bienes y servicios, desde luego que el cono monetario, que estaba vinculado a un funcionamiento normal de la economía, se hace necesario su modificación. ¿Qué compra usted con cien bolívares si un café cuesta Bs 600?», dijo hace mes y medio.

A continuación pidió al pueblo racionalidad «para evitar que sea expoliado el nivel de ingreso que el gobierno de Maduro ha querido proteger aumentando los sueldos”.

Sanguino fue a quien correspondió informar -en medio de un debate en el parlamento sobre la crisis de efectivo- que ya se había dado la orden de emisión de los billetes de Bs 500 del nuevo cono monetario, del que el ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Jesús Faría, apenas había confirmado tres semanas antes que estaba en camino sin dar mayores detalles.

Sanguino y Faría, compañeros de partido y en la Asamblea Nacional, coincidían en que el problema cambiario (el control se  mantiene desde hace 14 años) se resuelve con la unificación.

Durante un programa de Globovisión del 19 de mayo de 2014, Sanguino admitió que sí hubo corrupción en la entrega de dólares a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), lo que ocurrió, según aseguró, por no llevar un control previo. «Fuimos permisivos», dijo quien tuvo a cargo de la una comisión que investigaría las irregularidades en Cadivi y prometió dar a conocer «la lista de las empresas que estafaron al país».

Van tres años de espera y los venezolanos aún no conocen el listado, mientras, Sanguino, bolivariano y anti imperialista como se define en su perfil de Twitter, se prepara para ser el cuarto presidente del BCV del gobierno de Maduro que en abril cumplirá cuatro años de gestión.