Rafael Quiroz: producción petrolera de Venezuela cae a nivel de 1944 (+ Audio)

Rafael Quiroz: producción petrolera de Venezuela cae a nivel de 1944 (+ Audio)

Las largas colas de gasolina en las estaciones de servicio del país dan un panorama de lo que es la actualidad de la industria petrolera. El país que tradicionalmente estuvo entre los mayores productores de crudo, y que tiene las reservas más grandes del mundo, ahora debe importar una cantidad de combustible que no alcanza para abastecer su demanda interna.

Las cifras son contundentes. Según el economista petrolero, Rafael Quiroz, la industria petrolera está en un nivel que se había dejado atrás hace mucho más de medio siglo y su caída comenzó antes de las sanciones que están siendo aplicadas a la estatal PDVSA.

“La producción petrolera está por el orden de los 475 mil barriles diarios, eso es lo que producíamos para 1944. Hay que destacar que venimos de una caída ininterrumpida desde 2004 cuando se reportaban 3 millones 228 mil barriles diarios”.

No son las sanciones, no

Para el experto petrolero el argumento de las sanciones económicas, si bien han afectado a la industria, no son los causantes de la debacle de la misma.

“Las sanciones no originaron la crisis, venía desde mucho antes. La producción está cayendo desde 2004 y la refinación desde unos seis o siete años, cuando PDVSA no estaba sancionada”.

Quiroz explicó que “las sanciones sí han profundizado la situación de la industria petrolera porque ha remarcado la caída de la producción y refinación, además de dificultar la comercialización con los vecinos, importar gasolina y sus aditivos; además de gasoil y diésel”.

Entre tantas cifras negativas, el economista agregó que desde la llegada de Asdrúbal Chávez la caída de la producción se ralentizó. “Es un ingeniero petrolero con 39 años de experiencia en la industria. Ha logrado estancar la caída de la producción y hasta ha logrado levantarla en unos 100 mil barriles diarios. Eso hay que señalarlo”.

Accidentes en refinerías y gasolina de Irán

Desde el año pasado, la llegada de gasolina desde Irán ha ayudado a abastecer parte de las necesidades de combustible en Venezuela. A pesar de ello, se siguen viendo colas en Caracas y otras más largas en el interior del país, debido a que el combustible sigue siendo insuficiente.

“El nivel de producción de gasolina está por el orden de los 70 mil barriles diarios y el consumo es de unos 180 mil. Esa diferencia es la que se tiene que importar para tratar de abastecer a un parque automotor que, aunque sigue bajando, todavía tiene una demanda no satisfecha.

Para el jefe de la cátedra de Economía y Políticas Petroleras en la UCV, la baja producción también ha tenido consecuencias por desperfectos.

“Hace poco hubo un accidente en Punta Cardón, creo que en la Unidad de Craqueo Catalítico, esto paró de nuevo la planta. Esta refinería ha tenido 12 accidentes en el último año, eso quiere decir que el promedio es de uno por mes”.

Irán salva el mercado

Es por eso que la gasolina que se importa de Irán ha sido fundamental para evitar un colapso. “Ha sido importante porque ha podido mitigar una parte de las necesidades del consumo nacional, pero sigue siendo insuficiente. Solo en la zona metropolitana de Caracas el consumo es de 35 mil barriles diarios. PDVSA atiende primero a la capital y después al resto del mercado nacional”.

Quiroz apuntó que esa política ha creado más desigualdad. “Establece diferenciales entre ciudadanos de primera, por decirlo de alguna manera, que vivimos en Caracas y de segunda que están en el resto del país. Es una leyenda vieja que han aplicado todos los gobiernos y es que lo que no pasa en Caracas no pasa en el país. Eso también es así con el gas, el agua, la electricidad. Es una política antipática”.