Reconversión monetaria se agotará pronto sin reformas económicas

Un gobierno que no recauda suficiente impuesto sobre la renta, ni IVA, ni aranceles, ni regalías debido a la contracción económica y al colapso de la industria petrolera, se financia, entonces, con el impuesto inflacionario.

Reconversión monetaria se agotará pronto sin reformas económicas

Ha comenzado la tercera temporada de la serie reconversiones monetarias en Venezuela. La primera fue en 2008, cuando se le quitaron tres ceros a la moneda nacional; la segunda en 2018, con cinco ceros menos, y en la tercera temporada del 2021 se le quitan nuevamente seis ceros, en otra reconversión monetaria, para un total de 14 ceros menos.

Este círculo vicioso de quitarle ceros a la moneda nacional, agregárselos otra vez para finalmente volvérselos a quitar, se repetirá cada vez con más frecuencia si no se erradican las causas estructurales y los factores propagadores de la hiperinflación que disuelve el poder de compra de los billetes y los deja inservibles al cabo de unos meses.

Las causas estructurales tienen que ver con la contracción del tamaño de la economía en aproximadamente 80 % en los últimos siete años, lo cual genera una recurrente escasez de los bienes y servicios necesarios para la vida. Tengamos en cuenta que el producto más caro es el que no se consigue.

Empresas públicas que no facturan

Los factores propagadores están asociados a la forma como se financia el déficit de las empresas públicas de electricidad, agua potable, gas doméstico, telecomunicaciones, Metro, etc.

Estas empresas públicas no facturan ni siquiera para pagar su nómina y reciben constantes transferencias del BCV. Un gobierno que no recauda suficiente impuesto sobre la renta, ni IVA, ni aranceles, ni regalías debido a la contracción económica y al colapso de la industria petrolera, se financia, entonces, con el impuesto inflacionario.

Ese impuesto inflacionario se deriva de las desmesuradas emisiones de dinero sin respaldo que realiza el BCV. Ya sabemos que mucho dinero detrás de pocos bienes dispara los precios.

Para que una reconversión monetaria perdure en el tiempo hay que erradicar las causas estructurales y factores propagadores de la hiperinflación.

Para esto es necesario un programa de reformas económicas bien diseñado, con las medidas correctas, aplicadas en un orden lógico, a la velocidad adecuada y muy bien explicadas a los diferentes sectores del país. Solo así se podrá reactivar la economía y abatir la hiperinflación que azota a los hogares, empresas e instituciones y rápidamente deja inservibles los nuevos billetes que se ponen en circulación en cada reconversión monetaria.

Escuche el análisis completo en el nuevo podcast de #PedagogíaEconómica: Comenzó la tercera temporada de “Reconversiones monetarias en Venezuela”.