<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Reservas internacionales se reportan también en euros y yuanes

Desde el 15 de septiembre el gobierno presenta el precio de la cesta de crudo venezolano solo en yuanes, dejando atrás el histórico en dólares. Pero desde el 1º de noviembre el Banco Central de Venezuela reporta las reservas internacionales tanto en dólares como en euros y yuanes.

Reservas internacionales se reportan también en euros y yuanes

El gobierno de Nicolás Maduro prometió una canasta de monedas compuesta por rublos (moneda rusa), rupias (India) y yuanes (China), la primera semana de septiembre tras suspender las subastas del Dicom (Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado).

El Ejecutivo nacional alega que se trata de una estrategia para reducir la dependencia del país de la moneda estadounidense tras las sanciones impuestas por el gobierno de Donald Trump que no solo afectan a funcionarios de su administración, sino que impide a cualquiera financiar al gobierno, considerado un Estado transgresor de los Derechos Humanos.

Sin embargo, algunos analistas señalan que la decisión de incorporar otras monedas responde a que la administración de Maduro se había quedado sin divisas, lo que parece haber quedado en evidencia cuando la República y Petróleos de Venezuela dejaron de cumplir cabalmente con el pago de intereses de los bonos de deuda –algunos ya vencidos–, y con el retraso en el pago de capital en algunos casos.

Todo ello le valió la declaratoria de default por parte del comité de acreedores de EEUU de la Asociación Internacional de Swaps y Derivados (ISDA por sus siglas en inglés).

Venezuela tiene una situación financiera complicada. Con un barril de petróleo promedio en 45 dólares en lo que va de año y sin posibilidad de lograr financiamiento en los mercados internacionales, enfrenta el nivel más bajo de reservas internacionales en más de dos décadas.

Al 17 de noviembre, cierre de la tercera semana de noviembre, las reservas se ubicaban en $9.875 millones (8.375 millones de euros o 65.372 millones de yuanes), 10% menos en el año.

Las reservas, el conjunto de activos en divisas para respaldar el valor de la moneda, pagar importaciones y deuda externa, han resultado insuficientes el último año para cumplir su función, ante el elevado endeudamiento del país y la caída de la producción petrolera que ha representado menos ingresos en divisas.

Las importaciones se han reducido de manera importante y la deuda dejó de ser servida y el gobierno busca renegociar con acreedores, aunque hasta ahora sin un plan concreto.