<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Retraso "injustificado" de trámites amenaza producción de avena Quaker

Polar denuncia "discriminación por el retraso injustificado en los trámites de importación de materia prima" para la elaboración de la avena, pues afirma que los competidores de Quaker no padecen de la misma situación. 

Retraso "injustificado" de trámites amenaza producción de avena Quaker

Esta marca, asegura la empresa, ha llegado a representar alrededor de dos tercios del mercado. La avena en grano no se produce en Venezuela y, por lo tanto, debe importarse. Sin embargo, Polar, a través de un comunicado publicado en su portal web, denuncia que es la única empresa que no ha recibido a tiempo los permisos necesarios para importar.

«Esto, aunado a la falta de liquidación de divisas a los proveedores internacionales, nos ha obligado a suspender operaciones por falta de materia prima en tres oportunidades en 2015, siendo la única instalación procesadora de avena del país que se ha visto en esta situación», indica el texto.

La empresa detalla que desde hace más de un año, se han consignado solicitudes de Certificados de No Producción Nacional (CNPN) por un total de 22.536 toneladas de avena en grano, de las cuales solo han sido aprobadas 9.953 toneladas, es decir, aproximadamente 44% de los requerimientos.

Han pasado casi 4 meses desde la última aprobación de los CNPN y, a la fecha, no hemos recibido materia prima, asegura la empresa, lo cual ha impedido la reposición oportuna de inventario para garantizar la continuidad operativa de las líneas de producción y la disponibilidad de avena en los anaqueles.

«La negación de los permisos de importación para producir avena Quaker no tiene justificación y contrasta con la situación del resto de los competidores, quienes a pesar de tener menores capacidades históricas de producción y pocos años de presencia en el mercado, siguen recibiendo oportunamente los permisos y han logrado importar cada vez mayor cantidad de avena en grano», denuncia.

Nos preocupa esta evidente discriminación que coloca a la empresa en una situación de desventaja y atenta en contra del normal abastecimiento de este rubro alimenticio, añade el comunicado dirigido a los consumidores. La empresa exige que se aprueben los permisos de importación y se liquiden las divisas a los proveedores internacionales en igualdad de condiciones que a sus competidores.