<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Saime aumenta nuevamente el precio del pasaporte

El aumento en el precio del pasaporte representa, para el Saime, un ajuste por la subida del precio del petro. Sin embargo, es mucho más que eso

Saime aumenta nuevamente el precio del pasaporte

No solo el precio de la gasolina fue ajustado en Venezuela, el precio del pasaporte también. El país con el menor sueldo mínimo ($4) es también el país con uno de los pasaportes más caros ($200).

El nuevo ajuste anunciado por el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (SAIME) llega en medio de una pandemia por COVID-19 que paralizó la economía mundial y que vino a presionar mucho más una economía en depresión como la venezolana.

Con una migración de más de 10% de la población (5 millones de personas), el requisito del pasaporte coloca cuesta arriba los planes de salida que puedan tener algunos venezolanos tras el cese de la pandemia.

¿Un pasaporte en petros?

El aumento en el precio del pasaporte representa, para el Saime, un ajuste por la subida del precio del petro. Sin embargo, es mucho más que eso.

Desde el año pasado, el régimen de Nicolás Maduro ancló los precios del trámite de pasaportes, así como de otros servicios públicos, al petro, la moneda virtual y asiento contable que promueve como alternativa al bolívar. En esta denominación, el precio del pasaporte quedaba fijado en dos (2) petros para la emisión de un nuevo documento y uno (1) para extender la vida del mismo.

Sin embargo, ahora el ajuste al precio del pasaporte es doble. En primer lugar, la cantidad de petros para un nuevo pasaporte (3,35) y para la prórroga del mismo (1,67) es mayor. Segundo, el precio del petro también subió (Bs. 11.654.656 o $59,1).

Esto coloca al precio del pasaporte en 39.210.008 bolívares ($198), mientras que la renovación cuesta 19.494.109 bolívares ($99).

Los precios son los mismos

El 5 de octubre de 2018, la vicepresidenta Delcy Rodríguez anunció el nuevo costo de los pasaportes venezolanos emitidos desde el exterior: $200 la emisión nueva de pasaporte y $100 la prórroga. En esta ocasión, el SAIME señaló que el precio de los pasaportes venezolanos emitidos en otro país mantendría su precio.

El aumento en el precio del pasaporte solo viene a colocar el costo nuevamente en torno a los $200 y $100. El último ajuste de precio fue en enero de 2020. Aunque en ese momento el precio de ajustó en bolívares, al tipo de cambio de esa fecha correspondía exactamente a la misma cantidad de dólares que ahora.

Sin embargo, este aumento sigue siendo un drama para un país en el que se necesitan 49 salarios mínimos integrales de 800.000 bolívares mensuales para poder costearse este documento de identidad.

¿El pasaporte más caro del mundo?

El drama del aumento en el precio del pasaporte se refleja en la capacidad que tendrán los venezolanos para poder tramitarlo. Venezuela se convierte así en el país con el menor salario mínimo de América Latina, pero con el pasaporte más caro de la región.

Mientras en Perú y en Argentina se necesitan 0,1 salarios mínimos para sacar un pasaporte, en Venezuela se necesitan 49 salarios mínimos. El pasaporte que le sigue en precio al venezolano es el de Chile.

Un chileno debe pagar $128 por su documento, pero si tomamos en cuenta que el sueldo mínimo en este país se ubica en $490. El costo del trámite solo representa 25% del sueldo de un trabajador de menor escalafón.

El drama de los cubanos puede ser similar al de los venezolanos en lo que a costo de pasaporte se refiere. Un cubano debe pagar $100 por su pasaporte aunque apenas gana $16.

Una restricción más para la migración

El aumento en el precio del trámite del pasaporte se da en un momento en el que Venezuela pasa por una enorme crisis económica que ha llevado a 5 millones de venezolanos a salir del país.

El drama de quienes quieren migrar o deseen visitar a sus familiares en el exterior se intensifica. Al aumento del precio del pasaporte se le debe sumar el costo para obtener una visa, que muchos de los mayores países receptores de migrantes venezolanos piden como medida para frenar el flujo migratorio.

Al menos para ir a Chile ($50), Perú ($30), Ecuador ($50) y Panamá ($60) los trámites deben realizarse desde Venezuela y ser cancelados en dólares.