<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Se acabó el whisky barato

La Ley Seca no detuvo a los fanáticos del whisky, beneficiados por la importación de un lote a través del Sicad I (12 bolívares por dólar) que se comercializó en aproximadamente 2.000 bolívares la botella. Carlos Salazar, presidente de la Asociación de Licoreros de Caracas, afirma que ya esta mercancía se agotó. 

Se acabó el whisky barato

«Llegó la primera quincena de diciembre y ya eso voló», indicó el comerciante, quien añadió que el whisky 12 años a precio «libre» está escaso y muy costoso. El producto, distribuido en establecimientos específicos, motivó a los consumidores a hacer largas colas en las puertas de las licorerías, en las que se vendía racionado. «Si una botella de ron puede costar hasta 1.200 bolívares, comprar un whisky por un poco se hace más conveniente», sostuvo Salazar.
Este año las importaciones de licores fueron irregulares. El presidente de Asolicorca detalló que en 2013 las compras ascendieron a $130 millones, mientras que en 2014 fueron de apenas $40 millones, un descenso de 69%. De las ventas totales de las licorerías, 70% corresponden a cerveza y 30% a los llamados licores secos. «De estos, el vino, el ponche crema y la sangría son los que más solicitados en esta temporada, además del whisky, que también tiene alta demanda», dijo. Recordó que la producción nacional de bebidas alcohólicas también se ha visto afectada por la inflación y la falta de materia prima. «Polar paralizó dos veces este año su producción de latas», destacó.
Indicó que los licores que quedan en inventario no se venden al ritmo esperado por la temporada navideña debido a la restricción de horario de venta y consumo de alcohol que aplica desde el 18 de diciembre por orden del Ministerio de Interiores, Justicia y Paz. Estima que los establecimientos afectados por la resolución perderán en promedio 6.600 bolívares diarios al cierre de la temporada. Según los cálculos de la Asociación, existen alrededor de 85.000 locales expendedores de lictor en el país. «Se podrían dejar de vender 6.800 millones de bolívares en estos 12 días de Ley Seca», dijo.
Insistió en la necesidad de extender el horario de venta en las licorerías y demás establecimientos, ya que las restricciones solo aumentan las ventas clandestina y golpean al comercio formal. «Nosotros nos endeudamos con los proveedores porque es el mes con mayor consumo, y muchas facturas deben cancelarse en enero. ¿Cómo se hará eso si las ventas bajaron?», cuestionó.]]>