<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Se aproxima un nuevo colapso para el petróleo y este puede ser definitivo

Es hora de que los inversores empiecen a tomar muy en serio a la industria de los vehículos eléctricos y sus posibles repercusiones sobre el petróleo.

Se aproxima un nuevo colapso para el petróleo y este puede ser definitivo

Muchos expertos aseguraron que la caída de los precios del crudo tenía como objetivo hundir las energías renovables (más caras), sin embargo, el año pasado las ventas de vehículos eléctricos crecieron 60% en todo el mundo a pesar del petróleo «barato». La sociedad está cada vez más consciente de la protección del medio ambiente y las marcas de automóviles ven en el carro eléctrico una oportunidad para aprovechar esta nueva demanda.

Tal y como publica Bloomberg, esta combinación de factores desembocará en el próximo crash del petróleo, uno que podría no tener una fase de recuperación. En los próximos dos años, Tesla y Chevy tienen planeado vender automóviles eléctricos con una autonomía de unos 400 kilómetros, por unos $30.000 el vehículo.

Volkswagen, Nissan, BMW, Apple y Google también se unen a la lista de producción de vehículos eléctricos. La competición por ver quién crea el mejor producto y la mejor relación calidad-precio comenzó, y esta competición puede ser el fin de la «gran era del petróleo».

En 2015 el precio de las baterías cayó 35%. Poco a poco los vehículos eléctricos serán más asequibles. Según Bloomberg, en los próximos seis años el automóvil eléctrico se podrá vender al mismo precio que uno de gasolina con las mismas características.

De acuerdo con proyecciones de expertos, 35% de los vehículos que se vendan en el mundo entero para el año 2040 serán eléctricos.

Para leer el texto original, haga click aquí.