¿Se puede emigrar con la cantidad justa de dinero?

Salir del país de origen en busca de nuevas oportunidades implica una planificación rigurosa en la que ningún detalle debe escapar. Sobre esto, miles de venezolanos pueden presumir de haber materializado su partida hacia otros territorios con éxito

Emigrar en busca de nuevas oportunidades implica una planificación rigurosa en la que ningún detalle debe escapar. Sobre esto, miles de venezolanos pueden presumir de haber materializado su partida hacia otros territorios con éxito, formando parte de una oleada migratoria que actualmente se calcula en más de cuatro millones de personas repartidas en la región suramericana.

Algunos suman esfuerzos para poder contar con opciones que les permitan instalarse en ciudades donde las alternativas de empleo y calidad de vida no sean escasas, todo en pro de dejar atrás una histórica crisis que azota a Venezuela.

Pero otro no cuentan con recursos de sobre y deben cumplir con cada paso de la forma más justa, un plan que implica, en ocasiones, la ayuda de otros que se encuentran fuera y tienen la posibilidad de dar una mano a sus seres queridos.

Sin embargo, emigrar con lo justo no es tarea imposible, aunque sí amerita de enorme paciencia y una estrategia clara.

Organización

Desde el ámbito económico, el primer paso es investigar sobre los precios de los viajes en autobús para llegar a la frontera (preferiblemente con Colombia, principal corredor migratorio de venezolanos), así como de las unidades que hacen traslados por toda la zona sur del continente.

Con un promedio de $30, aquellos que se disponen a dar el paso y salir de Venezuela pueden llegar hasta Cúcuta, donde con entre $30 y $50 se puede adquirir un boleto que los lleve a distintas ciudades del país vecino, como Barranquilla, Cali o Bogotá. Para esto, es fundamental depositar la confianza en empresas de transporte conocidas y de buen servicio, pues la misma crisis migratoria ha abierto espacios a otras que no cumplen con lo requerido.

Caminar es otra opción para conectar un lugar con otro siempre y cuando la distancia no sea perjudicial, es por ello que se recomienda ir ligero de equipaje y priorizando una cantidad modesta de alimentos y bebidas para el camino, esto último será de ayuda para ahorrar y no verse en la necesidad de gastar dinero que esté destinado para costos de alquiler y transporte.

Investigar

Asimismo, el éxito depende de estar siempre bien informado. Una vez marcado el punto de llegada, se debe averiguar con la mayor cantidad de fuentes posibles el precio de los alquileres. En Suramérica, un apartamento de corto metraje, dependiendo de la ciudad en la que se espere establecer, puede ir desde los $220 en adelante.

La Paz, en Bolivia; Cali; Córdoba, en Argentina; Medellín, en Colombia; y Lima, en Perú, muestra opciones que van desde el mencionado monto hasta los $300.

Emigrar es una opción, pero alcanzarlo requiere de ahorro y planificación.

Contenido patrocinado por Valiu