Sector agropecuario abastecerá sólo a 20% de los venezolanos en 2019

La caída en la producción del campo venezolano suma 12 años y las perspectivas para 2019 no son alentadoras. La falta de inversión, el cierre del crédito y la inseguridad en el campo son los mayores problemas que enfrentan los productores para colocar la comida en el plato de los venezolanos. 

El sector agropecuario está duramente golpeado por la crisis económica del país. La producción agropecuaria promediará una caída de -16% en 2019, y el sector solo podrá abastecer a 20% del consumo requerido por los venezolanos.

Las cifras fueron reveladas por el presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, quien participó en el Seminario Perspectivas y Desafíos del Sector Agroalimentario, realizado en la sede de la Fundación Nadbio ubicado en Yaracuy.

El maíz de la arepa va en picada

Uno de los rubros de mayor consumo tradicional por parte de los venezolanos también es uno de los más golpeados. La producción del maíz acumula una caída de -86% desde 2008, por lo que Fedeagro proyecta que para el cierre de 2019, solo se producirá el 11% de lo necesario para cubrir la demanda nacional de 4 millones de kilos.

Tan sólo en 2019, la producción de maíz acumulará una caída de -41,7%. Para Hopkins, las razones del desplome en la producción del sector agrícola y pecuario responde a las medidas intervencionistas que el Estado ha adoptado a lo largo de los años.

«La política agrícola ha estado caracterizada por el control de precios y el control de cambio, las restricciones al financiamiento de la banca, el monopolio en la comercialización de los insumos y el control de la materia prima para la agroindustria», señala Hopkins.

Pero el insumo de la arepa no es el único golpeado en la producción. Para el cierre de este año, Fedeagro y Fedenagas esperan que continúe la caída en la producción de arroz (-47,3%), caña de azúcar (-25%), café (-21%), carne bovina (-18,4%), pollo (-40%) y cerdo (-12,5%)

Una agroindustria sin crédito 

En Venezuela el crédito bancario está a punto de extinguirse. Con un encaje legal real de 80%, los bancos solo cuentan con 20% del dinero de los ahorristas para realizar préstamos, por lo que el sector agropecuario cuenta cada vez menos con el financiamiento para expandirse

El presidente de Fedeagro señala que el sector necesita crédito por $1.500 millones para poder resurgir y cubrir la demanda nacional. Sin embargo, la realidad es que la cartera de crédito agrícola de la banca se reduce cada día más.

Según datos de Sudeban, al cierre de agosto la cartera de crédito agrícola de la banca tan solo alcanzaba $33,4 millones, lo cual representa solo 2,2% de los $1.500 millones que pide el sector para poder abastecer la demanda nacional.

Las importaciones no cubren la mesa de los venezolanos

Aquiles Hopkins señala que con los niveles de producción estimados para el cierre de 2019, el 80% de los hogares venezolanos viven un tema de inseguridad alimentaria en los principales rubros de su dieta.

A diferencia de años pasados, la caída de la producción va acompañada de una caída de las importaciones, por lo que la brecha de la producción nacional no está siendo sustituida por una mayor importación de alimentos que puedan colocarse en la mesa de los venezolanos.

En septiembre, Venezuela solo exportó 495 mil barriles diarios de petróleo, cifra muy lejana a los 3,12 millones de barriles diarios de petróleo que se exportaban en 2018. Esto hace que el flujo de caja para la importación siga minimizándose.

«Un sector con potencial»

El presidente de Fedeagro rescata el potencial que tiene el país para la producción agroindustrial. Según Hopkins, en el país existen 9 millones de hectáreas con capacidad para la agricultura, sin embargo no se llegan a producir  más de 1,5 millones.

«Para compararlo, Brasil tiene 6 millones de hectáreas libres para explotar, nosotros tenemos más: Cerca de 7,5 millones», asegura.

En cuanto al sector pecuario,  Hopkins apunta que mientras Uruguay cuenta con 4 vacas por cada 3 habitantes, en Venezuela la cifra es de 1 vaca por 3 habitantes.

La empresa Purolomo apuesta por aumento en la producción

David Somoza Mosquera, presidente de la empresa de alimentos Purolomo, señaló en su intervención durante el Seminario Perspectivas y Desafíos del Sector Agroalimentario, que en 2019 la producción de la proteínas podría subir.

A pesar que Somoza señaló que el consumo de pollo cayó 80% entre 2013 y 2018, mientras que en el caso de la producción de huevo la caída fue de 64%, el empresario espera que a partir de 2019 la producción se pueda estabilizar porque «se empiezan a tener mayores libertades económicas».

Estas libertades se dan, para Somoza, por una liberación del control de los precios, y un ajuste en el gasto público que mantiene la hiperinflación en un promedio de variación intermensual entre 30% y 50%.