Al menos 260.000 empleos se han perdido en el sector de la construcción

Esta área de la economía mantiene un decrecimiento desde hace 36 trimestres, aún así hay pequeñas obras que se ejecutan en este tiempo de pandemia, pero requieren que se les garantice combustibles para la movilización y uso de la maquinaria pesada, que utiliza gasoil, y gas para efectuar trabajos de impermeabilización, entre otras peticiones. Además, proponen la flexibilización de créditos para beneficio de los posibles compradores de unidades de vivienda o locales comerciales

Al menos 260.000 empleos se han perdido en el sector de la construcción

No ha sido precisamente la pandemia por el Covid-19 lo que ha causado un descenso en el sector de la construcción en el estado Carabobo, igual que en el resto de Venezuela. Pero sí fue una de las áreas económicas más golpeadas porque el gobierno no la incluyó entre las priorizadas cuando en marzo arrancó la cuarentena.

Germán Rodríguez, presidente de la Cámara de la Construcción en Carabobo, informó al cierre de 2020 que la caída se mantuvo. La pandemia golpeó aún más a este importante sector.

“Nosotros venimos con una caída, desde hace 36 trimestres, de lo que significa la actividad de la construcción para el Producto Interno Bruto, a nivel de la economía global venezolana. Este 2020 nos encontramos con algo totalmente imprevisto, la pandemia afectó a todos los sectores económicos venezolanos y regionales (…) En el sector construcción influyó de manera negativa sobre lo poco que se venía ejecutando”, refirió Rodríguez.

Según las cifras que maneja la Cámara de la Construcción en el céntrico estado Carabobo, los 36 trimestres en caída -o nueve años- han dejado una pérdida de al menos 260.000 empleos, directos e indirectos, en la entidad federal.

“Tenemos hoy en día entre un 3 y 5% que se mueve en pequeñas obras, lo que ha permitido mantener entre 10.000 a 15.000 empleos directos e indirectos”, agregó el vocero principal de este gremio empresarial.

Más de 96%

La última cifra del sector, publicada por el Banco Central de Venezuela en el primer trimestre de 2019 frente a los números en 2013, muestra una caída de 96,03%. Ello significa que ha sido uno de los más afectados por la crisis económica venezolana.

En este sentido, el economista y profesor de la Universidad de Carabobo, Carlos Ñáñez, explicó que el sector construcción está técnicamente desaparecido de la actividad económica.

“Van 36 trimestres de contracción, no del sector construcción solamente, 36 trimestres de contracción de toda la economía. Van nueve años, desde la muerte de Hugo Chávez, que ya comenzaba este proceso hasta la continuidad de Nicolás Maduro (…) Al contraerse este sector, se contrae también la capacidad empleadora de la economía, la capacidad de transformación de la economía, el valor agregado en la economía porque el sector construcción es el que genera mayor valor agregado”, destacó Ñáñez a El Estímulo.

Recordó que el sector construcción posee dos grandes vertientes: la actividad privada y la pública. Además, se asocia con la actividad inmobiliaria y de empresas de alquiler. Este último ha sufrido una contracción de 39,81%, casi 40% “y se han desplomado sus precios”.

Flexibilizar créditos

Una de las peticiones que recurrentemente han efectuado desde el sector construcción es que se flexibilicen los créditos hipotecarios, así como para las empresas del ramo. Con ello podría los compradores adquirir unidades de viviendas nuevas o usadas, así como locales comerciales.

Germán Rodríguez recalcó que, si no se impulsa la capacidad crediticia, el área que representa tenderá a achicarse aún más, con las consecuencias negativas que implica.

“No solamente hay que apoyar a los promotores y empresarios, sino también a los compradores que son los que adquieren el producto que hacemos”, insistió Rodríguez.

Dijo que los precios del mercado están dolarizados en el país, pero eso ha hecho que se reactive un poco el sector porque pueden adquirir materiales que provienen, incluso, del exterior.

“Eso ha permitido que se reactiven algunas plantas aquí, bien sea de acero o cementeras. Obviamente no con las cantidades ni con la dinamización que necesitamos, pero sí es cierto que conseguimos materiales para la construcción. Esos materiales se utilizan en este momento para pequeños proyectos como remodelaciones, ampliaciones, creación de nuevos comercios. Eso está bien, pero hay que comprender que el sector construcción no es tan pequeño. Nosotros pudiésemos generar y recuperar alrededor de 300.000 empleos en el estado Carabobo y allí estamos enfocados”, añadió.

Las dificultades del sector

Los problemas que causa la falta de combustible en el país también impactan negativamente en el desenvolvimiento del sector construcción. En este sentido, Rodríguez aseveró que han pedido a las instancias gubernamentales que se les garantice la movilidad a trabajadores y empresarios porque de lo contrario, es cuesta arriba reactivar las actividades.

“Hemos pedido que se hagan operativos donde nos incluyan a nosotros. No solamente al sector construcción, debemos estar claros que todos los sectores económicos del país necesitan moverse.  Pedimos operativos para surtir combustible, no sólo los vehículos que requieren gasolina, recordemos que el parque de maquinaria pesada se mueve con gasoil y también ha estado escaso”, explicó el presidente de la Cámara de la Construcción en Carabobo.

Adicionalmente indicó que usan el gas para impermeabilizar edificaciones que, durante esta temporada de invierno en Venezuela, es una de las obras solicitadas, por lo que también pidió que sean considerados por el gobierno en la provisión de este recurso.

Rodríguez afirmó que el panorama para 2021 no ofrece una perspectiva favorable, al menos durante los dos primeros trimestres porque continúa la situación causada por la pandemia. Entretanto, se proponen mantener, hasta donde sea posible, la escasa actividad del sector.