<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Sundde vuelve a los comercios para revivir Ley de Costos y Precios Justos

En todo el país, distintos comercios recibieron la visita del Sundee como medida para obligar a bajar los precios de bienes y servicios

Sundde vuelve a los comercios para revivir Ley de Costos y Precios Justos

La Superintendencia Nacional de Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), entidad que había mantenido ausente a la Ley de Costos y Precios Justos, regresó los primeros días del año para obligar a la empresa privada y establecimientos a vender a precios más bajos.

El cumplimiento de la Ley de Costos y Precios Justos había estado ausente, y la escasez se redujo considerablemente. De esta forma, productos como la pasta, el arroz, harina de maíz precocida, café, entre otros volvían a los anaqueles tras una política de liberación de precios que se vivió en la mayor parte de 2019.

Sin embargo, desde la semana pasada, la Sundde empezó un conjunto de fiscalizaciones en distintos establecimientos a fin de hacer cumplir la Ley de Costos y Precios Justos que tenía meses ausente.

El economista y diputado de la Asamblea Nacional (AN) Ángel Alvarado, explicó que este tipo de regulación genera escasez. Además señaló que volver a esta política traería las mismas consecuencias de años anteriores.

¿Por qué el Sundee volvió a la calle?

Extraoficialmente, se estima que al menos 1.000 establecimientos han sido sancionados por presunta especulación y obligados a bajar sus precios.

El aumento de los precios en bolívares durante los primeros días del año, ocasionado en gran medida por la emisión monetaria por parte del Banco Central de Venezuela (BCV) a través del petro, es lo que hizo que la Sundde empezara a regular los precios nuevamente.

En el 2020, la escalada de dinero inorgánico, así como el aumento del tipo de cambio, está presionando los precios a la alta. El gobierno parece tentado a repetir el control de precios, lo cual generó escasez y larga colas para comprar comida hace varios años en Venezuela.