<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Torino Capital: Acreedores pueden ejecutar garantía de 50,1% de Citgo

El economista Francisco Rodríguez, de la banca de inversión Torino Capital, expresó su preocupación por el retraso en los pagos de intereses y de capital de algunos bonos de la República, en particular del bono Pdvsa 2020, que tiene dos semanas y media de mora luego de vencido el período de gracia.

Torino Capital: Acreedores pueden ejecutar garantía de 50,1% de Citgo

Rodríguez dijo a un grupo de empresarios convocados por la directiva de la Cámara de Comercio Venezolano-Argentina (Cavenarg), que si persiste la situación de impago, los tenedores de bonos podrían ejecutar la garantía de los bonos, que es el 50,1% de la empresa Citgo, principal activo de la República, en los Estados Unidos.

“Los tenedores de bonos podrían acelerar, que es demandar el cumplimiento de la obligación completa ($2.500 millones que son las cuotas restantes de aquí a 2020). Si Pdvsa no paga, entonces podrían ejecutar la garantía y hacerse con 50,1% de las acciones de Citgo. La aceleración la pueden hacer 25% de los tenedores de ese bono”, dijo.

Señaló vía Skype que según los cálculos de la firma que representa, la deuda externa de Venezuela se estima en $137.000 millones. Ante el riesgo de default, el economista Rodríguez considera que más que impago, se debería iniciar un plan de reestructuración de acreencias de la República, “para dar certidumbre a los mercados”.

Advirtió que en algunos casos, “se sabe que el dinero ha llegado (para pagar deuda) y ha sido retenido. Las transacciones del Estado venezolano son sometidas a un nivel de escrutinio extraordinariamente inusual”, al tiempo que advirtió que “Pdvsa puede ser sujeto de embargo por los tenedores de bonos si los retardos de los pagos se prolongan”.

También expresó que, para reestructurar la deuda venezolana, lo ideal sería que hubiese un acuerdo político, que se resuelva el conflicto de poderes “para permitir que se dé la aprobación de la Asamblea Nacional (AN) a cierto endeudamiento”.

“Esto generaría tranquilidad en el mercado internacional. El riesgo de que un futuro gobierno de oposición no reconozca las deudas es un factor que incide en contra de la posibilidad de obtener recursos”, dijo.

Sostuvo que la contracción de las importaciones ha sido muy grande, “se han reducido 90% en tres años, lo cual ha redundado en desabastecimiento de alimentos y medicinas y una situación social muy complicada. Hace un año nadie hubiese dicho que Maduro duraría en el poder bajo estas condiciones. Pero esto se pude revertir por una serie de factores, entre otros por como está concebido el sistema electoral que favorece a la tendencia oficial.