<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Trabajadores de 60 empresas piden condiciones para reactivar la industria

Trabajadores de 60 empresas asentadas en las diversas zonas industriales del estado Carabobo, marcharon este viernes 2 de febrero desde el distribuidor Firestone hasta el Capitolio de Valencia, sede del gobierno regional, para exigir mejoras laborales y la reactivación del sector fabril.

A partir de las 8:30 am comenzaron a concentrarse pancartas en mano y vociferando consignas, mientras los conductores les mostraban su respaldo con cornetas y aplausos. Luego de las 9:15 am arrancaron para avanzar por un costado de la autopista del Este y llegar a la gobernación. Allí los recibió el secretario general de gobierno, Jesús Santander.
Las paralizaciones de algunas plantas en las últimas semanas, por falta de materia prima o por la rebaja de precios ordenada recientemente por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde), mantienen preocupados a los obreros que temen el cierre de operaciones.
Alirio González, secretario general del sindicato de Venezolana de Pinturas, señaló que los precios suben y bajan, pero lo único que no elevan son los salarios de los trabajadores que ya no pueden comprar alimentos, medicinas o pagar gastos cotidianos.
“Cuando los trabajadores se paralizan nos cae la Zona Operativa de Defensa Integral, el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, nos llaman guarimberos, contrarrevolucionarios, pero no señores, aquí estamos venezolanos (…) Tenemos inamovilidad laboral, pero muchos se están yendo del país porque el dinero no nos alcanza”, recalcó.
Por su parte, el secretario general del sindicato de Corporación Inlaca, Fernando Carrillo, expresó que esa planta se detuvo hace una semana por la medida de reducción de precios de la Sundde, que deben regresar a los que regían en diciembre de 2017.
“Los empresarios suspendieron operaciones (…) y ahora los trabajadores estamos alzando una voz unificados. Ya nuestros salarios no nos alcanzan ni para comprar un cartón de huevos, nuestros familiares están pasando hambre, no tenemos ningún tinte político, somos la clase obrera”, manifestó Carrillo.
Asimismo dijo que irían hasta el Capitolio porque el gobernador Rafael Lacava ha manifestado que está interesado en reactivar el parque industrial de esta entidad federal. “Es la vía para que tomen una medida en el estado Carabobo. Queremos trabajar y que nuestros salarios sean dignificados”.
Carlos Silva, secretario general del sindicato de Albeca, también refirió que es numerosa la lista de empresas afectadas por la crisis económica. “Hacemos un llamado al ministro de Alimentación y al gobierno nacional, para que tomen cartas en el asunto”.
Félix Bello, secretario general del sindicato de Colgate Palmolive, precisó que la planta donde elaboran jabones Protex está paralizada desde hace un año, “por falta de materia prima y supuestamente por la regulación de precios”.
Agregó Bello que la línea de pasta dental está trabajando solo con dos turnos y a un 30% de la capacidad, adicionalmente fueron notificados que la materia prima para el dentífrico alcanza para un mes. El próximo lunes se detendría la planta de detergentes.
“La empresa nos expresó, vía comunicado, que no tiene materia prima, que ésta tiene un costo mayor al 40% y que por la regulación de precios no pueden producir a pérdida”.
En representación del sindicato de Nestlé Venezuela, planta Valencia, estuvo el secretario general, Rafael García, quien dijo que la fábrica se detuvo desde el 8 de enero y hasta el momento las autoridades no se han apersonado para constatar la situación.
“Un trabajador en este momento con 100.000 o 150.000 bolívares que cobre a la semana, no come, no alcanza. Un kilo de harina de maíz precocida cuesta 150.000 bolívares y un kilo de carne ya vale 400.000 bolívares”.
Jesús Santander, secretario general de gobierno de Carabobo, recibió a los trabajadores. Dijo que desde esta instancia articulan con el Ejecutivo nacional las políticas que les permitan “reimpulsar el aparato productivo en el estado Carabobo”.
Reconoció que hay un desfase entre el aumento de precios de los productos y el sueldo de los trabajadores.
“Hay una guerra fuerte contra Venezuela que es el bloqueo internacional que impide que muchas de estas empresas puedan acceder a las materias primas”, sostuvo Santander, quien estuvo acompañado por el diputado del PSUV ante el Consejo Legislativo, José Joaquín Vargas y el secretario regional de Economía.]]>