Unos 400 trabajadores reanudan labores en antigua planta de Chrysler

Unos 400 trabajadores reanudan labores en antigua planta de Chrysler

Los empleados concluirán el ensamblaje de 110 vehículos que comenzaron a armar durante el año pasado, luego estas unidades serán vendidas en dólares en concesionarios, explicaron voceros del sindicato de FCA Venezuela que añadieron que la planta tiene la capacidad de producir 14.000 unidades al año.

Unos 400 trabajadores de la planta de FCA Venezuela, antigua Chrysler, en la zona industrial de Valencia, fueron llamados por la empresa para que a partir de este lunes 16 de enero regresen a la industria a concluir el ensamblaje de 110 unidades que no terminaron el año pasado por falta de insumos. Estos carros ya fueron negociados en dólares por los concesionarios.

Henry Ospina, secretario de Reclamos del sindicato explicó que los trabajadores de las líneas de Tapicería, Electropunto, Línea Final, se incorporarán a sus puestos y probablemente estas labores se lleven unas dos semanas, luego de este lapso volverán a sus casas hasta nuevo aviso.

“Estas 110 unidades equivaldrían a un día de producción de años pasados cuando en esta planta se ensamblaban 120 unidades en dos turnos. Todavía la situación es bastante crítica, complicada, estamos inmersos en una crisis y no sabemos hasta qué punto va a llegar, ni sabemos cuál será el destino de esta entidad de trabajo, de continuar el panorama actual”.

Ospina dijo que, hasta la fecha, no existe la certeza de cuál será la producción que esperan sacar en FCA Venezuela; sin embargo, indicó que las cifras que suministra la empresa es que buscarán ensamblar unas 600 unidades, pero esto aún no ha sido oficializado.

“Esta es una cifra bastante insignificante para este tipo de planta porque la capacidad productiva es de 14.000 unidades anuales. No representaría ni un 10% de la producción, no obstante esta es la expectativa que nos ofrecen a los trabajadores”, agregó.

– Comercialización en dólares –

Una vez concluido el ensamblaje de las 110 unidades que aguardan los toques finales en la planta de FCA Venezuela, pasarán a los concesionarios para ser vendidos en dólares, destacó el vocero sindical. Se trata de camionetas modelo Grand Cherokee.

Esta modalidad, que ya ha sido asumida por las empresas Ford de Venezuela y Toyota, permite a las automotrices traer del exterior las partes del vehículo –CKD- previa adquisición en divisa norteamericana por parte de los concesionarios que ya han transado con los clientes a quienes venderán los carros.

A pesar de este mecanismo, según datos de la Federación Unitaria de Trabajadores Automotrices, Autopartistas y Conexos –Futaac- el año 2016 concluyó con un descenso de un 87% de la producción de vehículos en las ensambladoras del país.

“La propuesta del gobierno, del año pasado, es que cada ensambladora automotriz debía abastecerse de sus propias divisas, pero la garantía que iba a ofrecer el Estado era que una vez que pudieran captar su material CKD,  ellos en el mercado, mediante los concesionarios, iban a ofrecerr sus productos en divisas extranjeras. Esa es la fórmula bajo la que está trabajando Ford, FCA y Toyota”, puntualizó Henry Ospina quien además acotó que la industria automotriz atraviesa la peor crisis que ha soportado desde que se instaló en 1962 en el país.

– Puestos en riesgo –

“Esperamos que el gobierno pueda reformar algunas políticas que se han venido implementando en el sector automotriz, específicamente con las importaciones que para nosotros es una política que amenaza con desaparecer muchos puestos de trabajo en el sector, se le está brindando la posibilidad a los de afuera, pero los trabajadores que hacemos vida en el sector automotriz venezolano, corremos el riesgo de perder nuestros puestos de trabajo”, enfatizó Ospina.

Añadió que la directiva sindical está consciente de que los salarios en el sector y en esa planta en particular se ha depauperado, por lo que en los próximos días se reunirán con los directivos de la empresa para discutir el tema, en particular lo referido a una cláusula del contrato colectivo de esta empresa según la cual debe dar un aumento salarial con base a la inflación.

La planta de FCA Venezuela tiene en su nómina a unos 760 trabajadores que han permanecido, en su mayoría, en sus casas debido a la falta de producción. Perciben el salario de cada cual, pero se encuentran en medio de una enorme incertidumbre por el futuro de sus labores, según han explicado en diversas manifestaciones y ruedas de prensa que realizan en Valencia.

“No estamos de vacaciones colectivas porque estas se adelantaron el año pasado por cuenta de la empresa”.

De acuerdo a lo que han escuchado los trabajadores, hipotéticamente sería durante los meses de marzo o abril cuando sean de nuevo convocados por la empresa para arrancar con el ensamblaje de los 600 vehículos previstos en 2017.

– Laudo arbitral –

Ospina dijo que algunos trabajadores que fueron incluidos en el laudo arbitral que dejó sin empleo a más de 100 personas de FCA Venezuela en su planta de Valencia, han tratado de manipular la verdad de lo que ocurrió.

“El proceso del laudo arbitral fue impulsado por la empresa, no por el sindicato. Todo se originó a partir de un procedimiento legal que la empresa hizo ante el Ministerio de Trabajo y que fue quemando cada una de las etapas. Se fue primero a un pliego de peticiones donde la empresa exigía el despido de 119 trabajadores, posterior a eso nos sentamos con la empresa para discutir sobre este petitorio porque así lo pauta la ley, y la Inspectoría de Trabajo nos convocó y acudimos a ese llamado”.

Agregó que en esas negociaciones nunca llegaron a un acuerdo, por lo que el Ministerio del Trabajo sugirió que ese conflicto se podría dirimir a través de un laudo arbitral, en el que un tercero decidiría.

“Aquellos trabajadores que se sientan afectados por las medidas de un laudo arbitral, pueden seguir ejerciendo sus acciones por la vía judicial. Aún no se han superado todas las instancias, pero no pueden mentir o difamar al sindicato para culparlo de lo que ocurrió en ese laudo”.

La medida del laudo arbitral se conoció en diciembre de 2014.

El dirigente sindical además destacó que ya el grupo de trabajadores tercerizados que cumpliendo funciones en FCA Venezuela, fue absorbido por la empresa. “Ya el departamento de Relaciones Industriales está procediendo con este mecanismo de estos 56 trabajadores”.