Uruguay más cerca de encontrar crudo en su territorio

¿Petróleo en Uruguay? El país sudamericano, el único de la región que debe importar todos los hidrocarburos que consume, parece estar cada vez más cerca de hallar crudo en su territorio, tras la certificación este martes de 20 potenciales depósitos en el norte del país.

El hallazgo fue realizado por la empresa australiana Petrel Energy, dueña del 51% de Schuepbach Energy Internacional (SEI), con la que la petrolera estatal Ancap tiene dos contratos de exploración y explotación de hidrocarburos desde 2012.

Según un comunicado de la petrolera estatal Ancap, la certificación de 597 km de información sísmica comprende «20 situaciones exploratorias convencionales», con una estimación de recursos sin riesgo «de hasta 1.769 millones de barriles recuperables, lo que implica 5.637 millones de barriles originalmente en el subsuelo».

«Con esto de alguna forma está proyectando la posibilidad de que efectivamente tengamos volúmenes muy importantes de hidrocarburos en el Uruguay«, dijo el presidente de Ancap, José Coya, a radio Sarandí, indicando que esto acelera el proceso exploratorio en el país.

Schuepbach ya confirmó que perforará cuatro pozos exploratorios en la zona, en el periodo 2015-2017, lo que según Coya «es un hecho histórico para Uruguay».

«Ya no son pozos de estudio (…) ahora irían en busca de la presencia de hidrocarburos», explicó.

Si bien las autoridades destacaron que no se trata de un descubrimiento de crudo, el entusiasmo es evidente en un país de 3,3 millones de habitantes que -a diferencia de sus gigantes vecinos Argentina y Brasil- históricamente ha sufrido la dependencia energética que implica no producir ni una gota de crudo.

«Esos 1.769 millones de barriles representarían, en la escala uruguaya de 15 millones de barriles por año, unos 120 años más o menos» de consumo para el país, ejemplificó Coya.

– Sin «fracking» –

Con la meta de responder definitivamente la interrogante de si el país tiene o no hidrocarburos, Uruguay se lanzó en los últimos años a la tarea de intentar hallar petróleo en su territorio y plataforma marítima.

Para eso, el gobierno realizó en 2009 y 2012 llamados a proyectos «offshore» y planea lanzar una nueva licitación en los próximos meses, incluyendo zonas de la plataforma marítima todavía no exploradas y que se ampliará próximamente, tras un acuerdo con la ONU para la extensión del límite de la plataforma continental del país de 200 a 350 millas marinas.

También se busca desde 2007 hidrocarburos en el norte del país, donde se hallaron los potenciales depósitos, y tiene abiertas otras líneas de exploración fuera de las fronteras del país a través de un acuerdo con la estatal venezolana Pdvsa, para extraer crudo en campos maduros de ese país.

En caso de que haya un descubrimiento comercialmente explotable en los bloques explorados por Schuepbach, Ancap tiene el derecho a asociarse hasta en un 50%, indicó la empresa estatal.

Coya destacó además que se trataría de recursos convencionales, lo que de confirmarse la explotación no implicará utilizar la técnica de «fracking» (fracturamiento hidráulico masivo) para extraerlos, cuestionada por ambientalistas en el país.

Las áreas donde se certificaron los depósitos son el bloque Piedra Sola, de unos 10.000 km2 que comprenden parte de los departamentos de Durazno (centro), Tacuarembó (centronorte), Paysandú (noroeste) y Salto (noroeste), y el bloque Salto, con un área de 3.750 km2.

]]>