Vendedores de hortalizas regresaron a Caracas luego de dos semanas de ausencia

Con un incremento promedio de Bs 100 en el precio la mayoría de sus productos, los comerciantes andinos de frutas y hortalizas reanudaron sus viajes pese a que persisten los riegos a saqueos y robos, pero sobre todo el matraqueo (cobro de efectivo o mercancía por cuerpos de seguridad del Estado).Luego de varios días de ausencia, desde la semana del 22 de mayo los vendedores ambulantes de frutas y hortalizas provenientes de la región andina retornaron a sus sitios habituales de expendio en las calles de Caracas y otras ciudades del país, lo que significó un alivio para muchos consumidores que prácticamente dependen de los ferieros para la compra de sus vegetales.

Vendedores de hortalizas regresaron a Caracas luego de dos semanas de ausencia

“Es un alivio que hayan regresado porque en el supermercado no se puede comprar vegetales, son muy caros”, señalaba una compradora en uno de los puestos ubicados en Los Dos Caminos, quien asegura que adquirir los productos en estas ventas de ocasión representa un ahorro de más de 50% respecto a los precios de las cadenas comerciales.
El retiro de llamados “gochitos” se dio como medida de protesta y resguardo ante la creciente ola de saqueos y robos que vienen padeciendo, así como el incremento de la extorsión por parte de efectivos militares, quienes exigen pago en efectivo y mercancía para dejar circular las unidades, según denuncian los comerciantes.
“Despejaron algunas vías y hemos podido pasar, tenemos que trabajar porque si trabajamos no comemos”, dijo uno de los varios dependientes en una venta en La Carlota, quien afirmó que decidieron reanudar los viajes luego de dos semanas de no poder salir debido a la fuerte ola de protestas no solo en Táchira sino en Lara y Carabobo, estados que deben atravesar para llegar a Caracas.
De acuerdo con información suministrada por directivos agrarios, sólo desde Táchira parten semanalmente entre 5.000 y 6.000 camiones de diferente tonelaje con destino a más de 200 ciudades del país, donde ofrecen productos perecederos frescos que por distribuirse directamente desde el productor son vendidos muy por debajo del precio vigente en mercados y supermercados.
Al respecto, en las ventas visitadas se observó un aumento del precio de la mayoría de los productos: esta semana el precio promedio es de Bs 1.600, cuando dos semanas atrás estaba en Bs 1.500.
“Seguimos saliendo a riesgo porque la inseguridad se mantiene, pero con el despeje de las vías corremos menos riesgo de que nos saqueen”, dijo Jonathan, quien parte todas las semanas desde La Grita para vender en la zona este de Caracas su mercancía.
“Nos siguen matraqueando pero tenemos que trabajar”, dijo, agregando que son muchos los agricultores que dependen de ellos para colocar sus productos y muchos más los consumidores que se benefician de su actividad. “Mucha gente come gracias a los ferieros”, acotó.
Un sondeo permitió comprobar que efectivamente “los gochitos” regresaron a diferentes puntos de la ciudad, entre ellos El Marqués, La Urbina, El Cafetal, La Florida y La Trinidad. También regresaron a varios puntos de La Candelaria, el centro de Caracas y el suroeste como Vista Alegre, donde cambiaron los miércoles, cuando desde hace ocho semanas siempre hay marchas y violencias) por los lunes.]]>