<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Venezolanos podrán pagar bienes y servicios con tarjeta solidaria de Henri Falcón

Francisco Rodríguez, asesor económico del candidato presidencial Henri Falcón, informó que el costo total del programa "tarjeta solidaria" que beneficiará a toda la población será de 5.700 millones de dólares y será utilizada como medio de pago en locales comerciales.

Venezolanos podrán pagar bienes y servicios con tarjeta solidaria de Henri Falcón

En su cuenta de Twitter, Rodríguez ofreció más detalles sobre la propuesta presentada el martes desde la sede del comando de campaña del aspirante presidencial.
«La tarjeta solidaria es para todos, no solo para un grupo político. La transferencia se hará en dólares, no en bolívares sin respaldo», dijo en la red social.

«Todos los economistas estamos de acuerdo en que hay que sustituir los ineficientes subsidios indirectos con subsidios directos y focalizados, siempre y cuando estos sean sostenibles. No se trata simplemente de repartir dinero», aseguró.
Para salir al paso a quienes sostienen que se trata de una oferta populista, el economista señala que el populismo implica promesas ineficientes e insostenibles, en tanto el plan propuesto por el equipo de Falcón «es factible, real y sostenible».
De acuerdo al diseño del programa, la persona titular de la tarjeta podrá utilizarla para el pago de bienes y servicios en los comercios. El monto inicial por adulto será de 25 dólares y por niño de 10 dólares.
En este último caso, las tarjetas se otorgarán a través de las escuelas.


Brasil, México y Estados Unidos han usado sistemas de transferencias directas para ayudar a las poblaciones más necesitadas. La evidencia muestra que estos programas son tremendamente efectivos en la lucha contra la pobreza, indicó.
El costo total del programa será de aproximadamente $5.700 millones o una quinta parte del presupuesto del gobierno central, precisa Rodríguez. «Nuestro plan fiscal implica un presupuesto de no más de 20% del PIB, con una regla de presupuesto estructural equilibrado».
 
 
 
 
 
 
 
 ]]>