Venezuela dejó de percibir $27.130 millones por caída de la producción petrolera

Con la publicación del más reciente informe de la OPEP, el dato de producción venezolana del cierre del primer trimestre implica un retroceso hasta la década de los 40, reseña la consultora Econométrica en un informe. Resaltó que entre marzo de 2017 y marzo de 2018 hubo una disminución de 463.000 barriles diarios lo que generó una pérdida de alrededor de $27.130 millones.

De acuerdo con las cifras suministradas por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), en el año 2017 el promedio de la producción de Venezuela fue de 1 millón 916 mil de barriles diarios (mbd), una caída de 20% en comparación a lo registrado en 2016, pero también una baja de 66% respecto a 2013 cuando se inició el mandato del presidente Nicolás Maduro.
«Nada más en 2017 la República dejó de percibir, aproximadamente, $23.116 millones con la cotización promedio de la cesta petrolera en ese año de $46,80 por barril», estimó la consultora.
Resaltó que «en lo que va de 2018 la situación se torna más preocupante» al señalar que en el primer trimestre de este año la caída en la producción se aceleró. En marzo la producción fue de 1 millón 509 mil bd, lo que representó una caída de 33% respecto al mismo período de 2017.
Adicionalmente, esta cifra representa una disminución de 463.000 barriles diarios en comparación a marzo del año pasado, una pérdida de alrededor de $27.130 millones.
«Estos niveles de producción no se observaban desde la década de los cuarenta. Al analizar en términos per cápita, el estado de deterioro se refleja con mayor claridad. En marzo la producción per cápita fue de 0,04 barriles de petróleo producidos por habitante, una caída de 33% en comparación a marzo del año pasado. Esta relación es cercana a la obtenida en enero de 2003 en medio de la huelga de los trabajadores de la petrolera estatal, la cual había sido de 0,03 barriles de petróleo por habitante».
Por otro lado -señala Econométrica en su informe-, se presenta un declive de las importaciones de crudo y derivados de petróleo de Estados Unidos a Venezuela.
«Este declive es alarmante considerando que EEUU es nuestro principal comprador de crudo. El último dato publicado fue en enero de este año. En dicho mes, nuestras exportaciones al país norteamericano se ubicaban en 545.000 bd, una caída de 30% en comparación al total de enero del año pasado. Esta cifra se acerca al mínimo registrado dentro del período de estudio, en enero de 2003, cuando las exportaciones habían sido de 439.000 bd».
Otro dato para tomar en cuenta es el anunciado por el Energy Department de Estados Unidos, el cual indica que la producción de crudo estadounidense promediará alrededor de los 10,7 millones de barriles diarios, impulsado por el aumento de la extracción de petróleo mediante el fracking. Esto podría reducir la demanda de crudo venezolano por parte del país norteamericano.
«Todo parece indicar que el declive en la producción petrolera continuará en los próximos meses. El país no cuenta con los recursos para poder reactivar la industria y tanto el marco legal como el institucional no son atractivos para que las empresas petroleras trasnacionales inviertan».]]>