<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Venezuela dejó de vivir del petróleo en 2019 ¿Entonces de qué vivió?

El país petrolero venezolano dejó de existir en 2019. Por primera vez desde el desarrollo de la industria petrolera, la renta quedó de lado. El "Pdvsa ahora es de todos" es un lema que en este momento implica más deudas que bonanza.

Las perspectivas para el cierre de este año no son alentadores para la industria petrolera en Venezuela. Según las estimaciones del economista Ramiro Molina, los ingresos petroleros de este año no cubren los egresos que tiene la industria.

Mientras en 2019 se estima que entraron al país 9 mil millones de dólares por exportaciones petroleras, en este mismo año se registraron importaciones para el sector petrolero por 10 mil millones de dólares.

Con estas cifras, no solo no hay excedente que repartir, sino que lo que queda es un déficit en una industria que maneja las mayores reservas petroleras del mundo. ¿Qué pasará en 2020? En una Venezuela hiperinflacionaria, sancionada y con PIB en picada, las posibilidades de la industria petrolera dependerán del manejo interno, así como de la política internacional.

Una producción en sube y baja

El desplome en la producción que acumula la industria petrolera venezolana desde 2011 se intensifica cada día más. Venezuela está muy lejos de alcanzar la producción que llegó a tener en 2018, cuando producía más de 3 millones de barriles diarios de petróleo.

La producción también está lejos de la meta que el ministro de petróleo y también presidente de Pdvsa, Manuel Quevedo, señaló durante el foro energético de Moscú.

«Tenemos un plan para volver a los niveles (de producción de petróleo) de 2018, entre 1,5 y 1,6 millones de barriles».

Sin embargo, estas expectativas subieron aún más cuando fue interrogado por la agencia rusa RIA Novosti. «Vamos a apuntar a más de 2 millones de barriles por día en 2020», señaló el ministro.

¿Qué ha pasado realmente este año? Durante 2019 la industria ha tenido un sube y baja en la cantidad de barriles diarios, hasta incluso tocar mínimos históricos de hace 70 años.

En septiembre de este año la producción petrolera venezolana llegó a su punto más bajo al precipitarse a tan solo 644.000 barriles diarios (bpd).

Además, este mismo mes los datos de rastreo de barcos de la agencia bloomberg señalaba que las cargas de crudo venezolano alcanzaron un mínimo de 70 años, al sólo exportarse 495.000 bpd.

Durante el mes de octubre, el panorama de la producción se recuperó un poco al repuntar a 761.000 barriles por día (bpd), según el informe de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep).

Finalmente, las últimas cifras de producción de noviembre apuntan a un repunte de 25% en la producción, respecto al mes de octubre, según informes internos de Pdvsa que señalan una producción de alrededor de un millón de barriles por día.

Esta recuperación responde a las maneras que ha encontrado el gobierno de Maduro de sortear las sanciones y colocar la carga retenida en los tanques de almacenamiento. Pdvsa también se benefició de un reimpulso en las ventaa después de la decisión tomada por la refinería india Reliance Industries de continuar negociaciones directas con Pdvsa, a pesar de las sanciones.

Pdvsa: Desinversión, deuda y sanciones

La desinversión en la industria petrolera es para muchos analistas uno de los principales problemas que ha tenido Pdvsa en los últimos años. Sin embargo, a eso hay que sumarle este año el golpe que sufrió la industria tras las sanciones del gobierno de Estados Unidos.

Con la restriccción para hacer tratos con el régimen de Maduro y con la industria petrolera, Pdvsa ha tenido problemas para colocar el petróleo almacenado en los tanques, creando cuellos de botella que llegaron a parar la producción en varios campos petroleros.

Además, Estados Unidos era el principal cliente de Pdvsa, por lo que la restricción de compra de crudo ha afectado las finanzas ya golpeadas de la empresa.

El mercado estadounidense representaba 37% de las exportaciones petroleras venezolanas, por lo que el país ha intentado recolocar este crudo en China e India.

Si a esta situación se le suma la deuda que la petrolera mantiene con China y Rusia, además de los bonos de Pdvsa que ya están en default, entonces la situación de la estatal petrolera venezolana se complica mucho más.

Según los reportes de la Asamblea Nacional, la deuda venezolana pasó de 27 mil millones de dólares en 1998 a 175 mil millones de dólares este año.

¿Cómo vivió el país sin renta petrolera?

Para un país que ha vivido del petróleo por tantos años, no lograr contar con una renta petrolera es una de las causas que explican la crisis económica.

Con una hiperinflación que acumula hasta el mes de noviembre 5.515,6% y una caída del PIB de 43%, el panorama continúa complicado para Venezuela. «Este año por primera vez el sector privado está por su cuenta», asegura el economista Ramiro Molina.

Sin banca que financie los proyectos, debido a un encaje legal de 100% impuesto por el gobierno de Maduro, y sin dólares preferenciales o subsidios gubernamentales, a la empresa privada le ha tocado financiarse a sí misma para poder producir.

Según los datos arrojados por Molina, en 2019 alrededor de 3 mil millones de dólares entraron al país como parte de la desacumulación privada. Es decir, que parte de los ahorros en el exterior de empresarios venezolanos volvieron al país para invertir en las industrias.

Las remesas también han funcionado en gran medida para solventar la crisis económica personal de los ciudadanos venezolanos. Se estima que 3 mil millones de dólares entraron vía remesas de parte de los 4 millones de venezolanos que han salido del país hasta la fecha.

Entonces… ¿Qué pasará con Pdvsa en 2020?

Saber si 2020 será mejor o peor para la industria petrolera venezolana es todo un reto. Ramiro Molina señala que un salto en el precio o un cambio en algún aspecto en el manejo de la industria puede «llevarnos a ser nuevamente petroleros».

La caída de la producción parece haberse detenido en los últimos meses, he incluso el economista y especialista en petróleo, Rafael Quiroz, señala que puede incrementarse la producción en el primer trimestre del próximo año.

Los precios podrían mantenerse en la banda de los $50 según Quiroz, a pesar que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) tomó la decisión de reducir su cota de producción para levantar los precios.

El «Pdvsa ahora es de todos» podría expandirse más allá de las fronteras. Reciente información de la agencia Reuters señala que la oposición y el régimen de Maduro podrían entregar el control de los campos petroleros a empresas privadas como la estadounidense Chevron, la rusa Rosneft y la estatal china CNPC, como medida para reactivar la producción petrolera.

Lo cierto es que todo apunta a una transformación de la industria que era hasta el año pasado la mayor fuente de divisas del país. ¿Será para mejor o peor? Solo el tiempo lo dirá.