Venezuela pierde espacio en disputa con Crystallex

La disposición del Departamento del Tesoro de "frenar" las sentencias de los demandantes contra Venezuela es lo único que mantiene a salvo, al menos momentáneamente, a los activos del país sudamericano en territorio estadounidense como Citgo, sus refinerías y estaciones de servicio

Una corte de apelaciones en Estados Unidos rechazó este 21 de noviembre realizar una nueva audiencia para el caso que enfrenta a Venezuela contra la minera canadiense Crystallex, que pide una compensación por la estatización de una mina en 2011.

Esta decisión judicial está en suspenso por el Departamento del Tesoro, que prohibió a los demandantes contra Venezuela cumplir sentencias sin autorización de Washington.

La petición para una nueva audiencia por parte del panel y de los jueces fue negada, según documentos del Tercer Circuito de Apelaciones de Estados Unidos.

Un tribunal estadounidense determinó en julio que la minera canadiense podrá confiscar acciones de Citgo como compensación por la estatización de una mina en Venezuela.

Citgo es la filial en Houston de la petrolera estatal venezolana Pdvsa. Es dirigida por una junta designada por Juan Guaidó, a quien Donald Trump reconoce como presidente interino.

Trump entregó el control de la compañía al gobierno interino de Venezuela tras considerar que el segundo mandato de Nicolás Maduro es ilegítimo.

«El caso en la corte de apelaciones está terminado, no hay más opciones para Venezuela de apelar», explicó a la AFP Russ Dallen, experto de la firma Caracas Capital Markets, con sede en Miami.

La oposición venezolana ve a Citgo como un «motor» económico para un escenario post Maduro.

Citgo rodeada por «lobos hambrientos»

Citgo era una refinadora y comercializadora de combustible clave para Pdvsa antes de que Washington le impusiera severas sanciones a la petrolera estatal en enero.

Antes de las sanciones, Pdvsa exportaba diariamente 500.000 barriles de petróleo extrapesado para procesar en Citgo. La compañía tiene tres refinerías y una red de estaciones de autoservicio en Estados Unidos.

El caso de Crystallex volverá al juez Leonard Stark para que haga cumplir la sentencia. Sin embargo, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) reiteró que la ejecución de activos de Venezuela y de Pdvsa está bloqueada, dijo Dallen en una nota.

El experto explicó que, con la ejecución bloqueada por el Tesoro, la oposición de Venezuela probablemente apele el caso ante la Corte Suprema.

«El Departamento de Tesoro decidió fortalecer y clarificar la prohibición de ejecutar cualquier derecho de retención o aditamento o acuerdo de liquidación, eliminando cualquier duda y protegiendo más a las entidades de Citgo y a otros activos de Venezuela», dijo Dallen.

Citgo está asediada por varios acreedores de Venezuela y Pdvsa. Algunos de los «lobos» son Owens Illinois, la petrolera estadounidense Conoco-Phillips y la compañía rusa Rosneft.

«Hay muchos lobos hambrientos» por las deudas de Venezuela, indicó Dallen.

«Citgo es el bocado más jugoso en el medio de todos ellos, que la están rodeando», señaló el experto.

«Lo que el Tesoro hizo es decir que no pueden pasar, no puede devorar este bocado sin nuestro permiso, por el momento», concluyó Dallen.

La junta de Pdvsa designada por el Parlamento llegó a un pacto con los acreedores de Citgo para establecer un acuerdo de indulgencia por mora.

El martes, el Parlamento de Venezuela autorizó el uso de 3,5 millones de dólares para la defensa de casos en el exterior.