<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Venezuela vuelve al pasado y vive la época petrolera de 1934

En julio, Venezuela produjo la misma cantidad de petróleo que hace más de 80 años. La diferencia es que en 1934 solo eran 3 millones de habitantes en el país, ahora como 30 millones

Venezuela vuelve al pasado y vive la época petrolera de 1934

La producción petrolera de Venezuela siguió estancada en julio por debajo de los 400.000 barriles diarios. Los datos los dio la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y remarcan el retroceso de la producción a niveles de 1934.

Las cifras enviadas Pdvsa ubican la producción en 392.000 barriles diarios (bd), prácticamente igual a junio, cuando se situó en 393.000 bd.

Sin embargo, otras fuentes consultadas por la OPEP indicaron que el bombeo podría ser incluso menor. Se estima que la producción petrolera de Venezuela pudo estar alrededor de 339.000 bd en julio, según el informe mensual basado en datos del mercado. Esto representa una caída con respecto al reporte del mes pasado de 356.000 bd.

La época dorada terminó

La industria petrolera venezolana, que tuvo un pico de producción de 3,7 millones barriles diarios en 1970, involucionó en junio a niveles de 1934. Sus exportaciones de crudo promediaron 373.390 bd ese año según datos oficiales, cuando tenía un décimo de los 30 millones de habitantes de la actualidad.

Tras ubicarse en 3,2 millones de bd por día hace 12 años, la oferta venezolana ha venido cayendo por una mezcla de falta de inversión y corrupción, según especialistas.

Sin embargo, el declive se ha acelerado tras un embargo petrolero vigente desde abril de 2019 incluido en una batería de sanciones de Estados Unidos para presionar la salida del presidente Nicolás Maduro, a quien Washington considera ilegítimo y tilda de «dictador».

La extracción de crudo aporta 96% de los ingresos de Venezuela, con las mayores reservas probadas de petróleo del mundo, golpeada por hiperinflación y una recesión encaminada a su séptimo año consecutivo.