Viajeros de Avianca en Caracas sin respuestas tras suspensión de vuelos

La salida intempestiva de Avianca para este jueves 27 de julio, 20 días antes de la fecha pautada en principio, deja colgado a más de un pasajero que en la mañana de hoy se dirigió a la oficina de la aerolínea colombiana, ubicada en El Rosal, Caracas, para encontrarse con las puertas cerradas y luces apagadas. Quien quiera más información de la plasmada en el comunicado compartido por sus redes sociales debe trasladarse al Aeropuerto Internacional de Maiquetía Simón Bolívar.

Viajeros de Avianca en Caracas sin respuestas tras suspensión de vuelos

“Esto nos afecta porque ya teníamos todo planeado y queríamos saber qué iba a pasar porque habían dicho que esta semana se iban a reorganizar (los vuelos), pero como está cerrada ahora no sabemos qué hacer”, cuenta Leander Istúriz, estudiante de cocina que tenía planeado ir a Chile el 7 de agosto, vía Colombia.
La aerolínea colombiana, que había anunciado a través de un comunicado publicado este miércoles en su cuenta en Twitter que suspendía sus operaciones el 16 de agosto, adelantó la decisión para este 27 de julio, tomando por sorpresa a sus usuarios.
Muchos de los viajeros se presentaron a la sede en Caracas, en busca de respuesta, pero encontraron que la instalación estaba cerrada, constató El Estímulo y que el único lugar donde pueden encontrar respuesta, por lo menos este jueves, es en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía.

“Una vez nos enteramos de la suspensión intentamos llamar pero no tenían línea y no caía nunca la llamada. No hemos podido hablar con nadie de Avianca. La verdad no sabemos qué hacer, porque también parece que van a cerrar la frontera mañana y nuestra última opción era comprar pasaje allá en Colombia. Me siento horrible”, señaló el usuario.
Varias de las personas que se encontraban en las afueras de la oficina de la aerolínea, manifestaron que tenían meses de haber comprado su pasaje, en algunos casos por familiares que se encuentran en el país destino, como el caso de Amada Rodríguez, que junto a su esposo iban a viajar a Australia.
“Mi hija nos compró el pasaje para el 29 de agosto, desde marzo. La verdad que me siento desesperada porque no me sirve el reembolso. No he podido hablar con nadie y ahora que estoy acá está cerrado”, explica Rodríguez, que ahora busca resolver la manera de llegar a Colombia.

“Yo pensé hasta la forma de irme de aquí para Bogotá por otra línea pero no sé si hay otra línea. Estoy descorazonada, yo quería visitar a mi hija que está allá y conocer a mi nieto que acaba de nacer”, agrega la señora.
Otro de los clientes dijo a El Estímulo que intentó resolver a través de la página web, el reembolso del dinero pero sin éxito, ya que la plataforma no da la opción de recuperar el dinero debido a la suspensión.

“Yo llamé primero, pero no había línea. Estuve en la página solicitando el reembolso y logré hablar con una de las empleadas a través de un chat y me dijo que viniera a la oficina aquí en El Rosal, pero vengo y está cerrada. Intenté revisar la forma de recibir un reembolso en la web pero las opciones que tienen para pedirlo son por fallecimiento de un familiar o enfermedad y la opción de la suspensión no existe”, afirma Carlos Arnías, quien tenía pensado viajar a Santiago de Chile.
A diferencia de las razones citadas por otras grandes aerolíneas que han partido del país, que aseguran que su salida del mercado venezolano responde a la imposibilidad de repatriar sus recursos, Avianca aseguró que su ida es por las deficiencias e inconsistencias en materia de procesos e infraestructura del Aeropuerto de Maiquetía que se hace necesario revisar y corregir.
La compañía asegura que solicitó de manera reiterada mejoras en el control de equipajes, consistencia en la calidad de los suministros y mejoras en la infraestructura; sin encontrar una interlocución fluida en busca de soluciones que permitiesen la adecuación de los procesos a los estándares internacionales.
“Hay falencias en los controles en tierra, falta de recursos básicos para la atención aeroportuaria (documentación), inconsistencias operacionales y la necesidad de mejoras necesarias en la infraestructura aeroportuaria”, sostienen fuentes del sector.
Con esta decisión, quedan suspendidos tres vuelos diarios (seis trayectos) que conectan a Caracas con las capitales de Colombia y Perú. Esto es, dos vuelos Bogotá-Caracas-Bogotá y un vuelo Lima-Caracas-Lima.
270717 Avianca FOTO Antonio Hernandez
Hasta la fecha, un total de ocho aerolíneas internacionales han cesado sus operaciones en Caracas. La primera fue Air Canada en 2014. Luego se sumaron Alitalia, Lufthansa, Latam, Aeroméxico, Gol, Tiara Air y United Airlines. Avianca es la novena aerolínea en dejar el mercado venezolano desde que Nicolás Maduro llegó a la presidencia del país.
“La suspensión de las operaciones de Avianca a Venezuela no tiene relación alguna con el éxodo masivo que actualmente se registra en la frontera. Es una decisión que se enmarca en temas estrictamente operacionales”, aseguran fuentes de la compañía.
Aunque la compañía colombiana dijo el pasado 11 de julio de 2017 que no había tomado una decisión con respecto a la suspensión de operaciones y que la partida se da después de una reunión técnica realizada este miércoles en Bogotá con las Autoridades Aeronáuticas de Colombia y Venezuela, algunos asesores de viajes sospechaban de una posible partida por inconsistencias en las frecuencias.
«Algo se veía venir, yo estaba evitando vender algunos boletos con ellos porque venían presentando problemas con las frecuencias de vuelos. En estas últimas semanas empezaron a fallar los vuelos de Avianca, no salían al día, suspendían pasajes, no se llenaba el vuelo y lo pasaban para mañana. No estaban cumpliendo bien con los vuelos. Tampoco era una cosa inesperada», resaltó una asesora de viajes que prefirió mantenerse en el anonimato.
Informó que varios pasajeros que hacían conexión con Caracas a través de Miami están varados en la ciudad estadounidense, así como otros que se encuentran en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía esperando que la compañía le resuelva cómo salir del país.

Por su parte, una fuente del sector turístico dijo que las razones verdaderas son las que expresa cada línea aérea. «Hay mucha inseguridad en las operaciones que cada aerolínea enfrenta individualmente, pero hay decisiones que se toman presionadas por sindicatos y otras por la situación política. Todo crea un estado de inseguridad para pasajeros y empleados», apuntó.
De acuerdo con Avianca, los viajeros frecuentes que hoy residen en Venezuela podrán seguir utilizando los servicios de la línea aérea colombiana, así como los beneficios del programa de viajero frecuente en la red de rutas de la aerolínea que incluye más de 800 vuelos diarios a 108 destinos en 18 países. De igual modo, pueden utilizar sus millas en cientos de actividades dispuestas por el programa alrededor del mundo.]]>