"Empresas en manos del Estado están quebradas o no funcionan", dice economista

Sin embargo, Roberto Casanova también sostuvo que buena parte de la crisis económica del país es "superable".

"Empresas en manos del Estado están quebradas o no funcionan", dice economista

El economista Roberto Casanova recalcó este miércoles que la crisis económica en Venezuela es la consecuencia de la corrupción, lo que equivale al “modelo” que se está llevando a cabo hoy en día.

Cada vez que se crea un sistema de control de divisas se está creando un mercado paralelo. Los sistemas de control de cambio generan mercado negro (…) Que aparezcan los bachaqueros es casi inevitable con estos controles de precio”, afirmó.

El miembro y fundador de Liderazgo y Visión señaló que el origen de la inflación está asociado a la cantidad de dinero que circula en la calle.

“Las empresas en manos del Estado están quebradas o no funcionan”, indicó Casanova durante una entrevista con la periodista Gladys Rodríguez en Circuito Éxitos.

Sin embargo, Casanova también sostuvo que buena parte de la crisis económica del país es “superable”. Recomendó adaptar ciertas políticas como la eliminación del control de precios, así como hacer “más eficiente” el gasto social.

Pobreza preocupante
Por su parte, el defensor de derechos humanos de Provea, Inti Rodríguez, se refirió al informe de la organización correspondiente al año 2014 y ratificó que lo que más les preocupa es el incremento de la pobreza, que ha venido deteriorando la calidad de vida del venezolano.

Recordó que esto ha sido consecuencia de un conjunto de medidas “adoptadas y no adoptadas” por el Gobierno nacional. “Al cierre de 2015 vamos a tener tantos pobres como en el año 2010”, dijo.

El coordinador de Investigación de Provea aseguró que el mandatario nacional Nicolás Maduro lo que ha hecho es “revertir” los avances que se han venido realizando durante los años anteriores.

Diálogo y consenso
“Están en retroceso. Si hay una frase que resuma el 2014 es exclusión y autoritarismo”, señaló Rodríguez al tiempo que recordó que ha habido un aumento del número de violaciones al derecho a la vida.

189 personas murieron bajo el patrón de ejecución. 819 personas fueron víctimas de torturas en 2014, en el marco de las protestas del año pasado”, sostuvo.

Rodríguez también se refirió a la crisis económica en el país y alegó que cualquier medida de esta índole debe tener “como premisa” el respeto a los derechos humanos, así como la construcción del diálogo y el consenso.

“El Estado está obligado a respetar la manifestación pacífica en el país”.