En Barinas se desinfló el "efecto Chávez"

El desconocimiento del triunfo opositor en la entidad llanera muestra la crisis interna del clan Chávez, la pérdida de las bases de apoyo y significa un severo retroceso en los planes de Nicolás Maduro de ofrecer una imagen de apertura. ¿A quién lanzarán ahora? Ya se habla hasta de una hija del "comandante"

En Barinas se desinfló el "efecto Chávez"

Ya se puede decir que no basta con llevar el apellido Chávez en una campaña electoral para conseguir el respaldo automático que solía congregar el fallecido soldado revolucionario. Por el contrario, los ojitos y el color rojo ya no tienen el efecto de aquellos tiempos de bonanza económica que disfrutó la revolución los primeros 12 años en el poder.

Esto ha tenido su más significativo escenario en lo ocurrido en Barinas con las elecciones del 21N, por su relevancia, por ser la cuna de la revolución y símbolo del chavismo. La pérdida de ese bastión tendrá efectos futuros; identifica el fracaso de la revolución y la imposibilidad de la cúpula heredera de mantener el poder a partir de sus símbolos, mensajes y apoyo electoral. En su lugar, deben acudir a la fuerza de las armas y al control institucional.

El cerrado final en Barinas, en esta contienda que ha registrado la más baja votación del chavismo en esa entidad en 20 años, obligó al gobierno de Maduro a desconocer la derrota de Argenis Chávez Frías frente al opositor Freddy Superlano Salinas, quien superó por 130 votos al hermano del “comandante eterno” según el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Y además provocó la renuncia del derrotado Argenis a la gobernación de Barinas y a desistir “por ahora” de presentarse como candidato en las nuevas elecciones para esa región anunciadas para el próximo 9 de enero.

Durante el anuncio de su renuncia, Argenis Chávez ofreció claves que dejan ver que las cosas en Barinas y en el chavismo no andan bien. Aclaró que a su juicio “no cree que haya salido raspado” y justificó su derrota porque “pasan estas y muchas cosas más” ¿Cuáles son esas cosas que pasan y para quién es ese mensaje?

¿Unidad?

La oposición representada en la Unidad logró el triunfo en Barinas con Freddy Superlano Salinas, a pesar de la merma por los votos que se fueron al grupo de Alianza Democrática -44.945, aproximadamente-, apoyado por Bernabé Gutiérrez, los partidos usurpados por el TSJ y otros. Esto representa cerca de la mitad de los votos obtenidos por Superlano y la Unidad (MUD) que unidos habrían conseguido amplia ventaja sobre Argenis.

Para el chavismo resultará una tarea compleja conformar un liderazgo que recupere la votación de otros tiempos en esa entidad llanera y derrotar a la MUD. Así lo reconoció Argenis cuando señaló que “el hecho de que la oposición fije su estrategia de ir unidos solo lleva a que el PSUV haga lo mismo para ir con todo”. Trató de exaltar que a pesar de las dificultades “los ánimos en la tolda roja están altos y la militancia, motivada”. Indicó que se debe trabajar por la unidad de las fuerzas revolucionarias para ganar en los comicios.

Esta reflexión del candidato del PSUV indica dos cosas: una que advierte el peligro de la unidad opositora y otra que el chavismo en Barinas está fracturado.

Chávez contra Chávez

Esta pudo verse con claridad durante el proceso de elecciones primarias para elegir candidatos de la tolda roja el pasado mes de agosto.

El conflicto entre los dos hermanos: Argenis Chávez, el gobernador renunciante y Narciso Antonio “Nacho” Chávez Frías, actual alcalde del municipio Bolívar, se hizo público cuando el hijo de Narciso, Hugo Chávez Terán, se enfrentó a su tío Argenis en la competencia interna para aspirar a la candidatura a la gobernación.

Los Chávez dirimieron sus diferencias sin tapujos: “Declaramos que en Barinas se va a ir tanto odio, tanto miedo desbordado y va a estar en Barinas nuevamente el amor en cada calle y el amor en cada comunidad. ¡Qué viva el amor y qué viva la patria libre!”, exclamó el joven diputado Hugo Chávez Terán, cuando aspiraba a ser el candidato a la gobernación, luego de una trifulca entre seguidores de ambos bandos ocurrida cuando sus partidarios y los del gobernador, su tío, se enfrentaron a golpes en el complejo de la Misión Vivienda Ciudad Tavacare, donde coincidieron en una actividad de precampaña. El evento ocurrió frente a la mirada indiferente de los miembros del Destacamento 331 de la Guardia Nacional, quienes evitaron ponerse de parte de alguno de los bandos, según reportes de los medios locales.

Desde las emisoras de radio regional, Hugo Chávez Terán señaló al gobernador-tío de corrupto; mientras el mandatario regional lo descalificaba por su inexperiencia, asegurando que solo obedece las instrucciones de su padre, Narciso.

Los hermanos tienen una larga historia conflictiva que se desató mucho antes de esta disputa por la gobernación y que se profundizó con el arribo de Narciso a la alcaldía del municipio Bolívar. Es una lucha por el poder y el control.

El sobrino del “comandante eterno” es representante de la tercera generación en esta región que lleva 21 años gobernada por dos generaciones de Chávez. Su nombre y su sangre creyó que lo consagraban como lógico heredero. Pero su tío Argenis fue la barrera que se interpuso a su aspiración ya que ha sido gobernador desde 2017 y aspiraba a estirar su gestión por dos o tres períodos adicionales tal como lo hizo su padre, el maestro Hugo de Los Reyes, quien fue gobernador desde 1999 hasta el 2008 en tres períodos. Su hermano mayor Adán Chávez ocupó el puesto desde noviembre de 2008 hasta enero de 2017 en dos períodos; ahora es el embajador en Cuba y responsable de la importante alianza con el castrismo.

Narciso, alcalde del municipio Bolívar desde diciembre de 2017, antes de que su hijo se lanzara a la precampaña interna tuvo conflictos de diversos orígenes con su hermano Argenis. Uno de ellos vinculado al tema de las invasiones a fincas productivas en la región sobre predios previamente reconocidos por el Instituto Nacional de Tierras. Como gobernador, Argenis intentó detener a grupos de invasores que, según señalamientos de la Federación Campesina y las asociaciones de productores, eran promovidos desde la alcaldía de Bolívar y le generaban problemas a su gestión.

La enviada de emergencia

Hace ya más de dos meses la cúpula madurista envió a Iris Varela a apoyar la campaña de Argenis en Barinas. Luego de los acontecimientos de las primarias y los bajos números (17% de participación en las primarias) y el escaso apoyo que ofrecían las encuestas, Varela fue a poner orden entre los hermanos de la familia Chávez y a tratar de enderezar los conflictos en la región.

El trabajo del grupo de Bernabé Gutiérrez en apoyo a la candidatura del tres veces exgobernador Rafael Rosales Peña (de 82 años) junto a 14 organizaciones políticas más, no era suficiente para dividir los votos del descontento en la entidad llanera y asegurar al PSUV la victoria en la entidad.

La presencia de Varela era necesaria para calmar la pugna entre los seguidores de las corrientes de la familia Chávez. Y además trató de frenar los apetitos de los invasores de fincas cuyo próspero negocio, con complicidades de funcionarios de organismos regionales, estuvo en la punta de los conflictos de los últimos dos años; hasta el punto de que Varela se reunió con representantes de la Asociación de Productores Rurales de Barinas (Asobarinas) para conciliar. Con ello se buscaba calmar las protestas y enfrentamientos que generaron la pérdida de importantes bases electorales en los municipios más productivos.

A los invasores organizados en bandas delictivas y grupos armados, se sumaban la crisis de gasolina y gasoil, los problemas de las guías de movilización de los productos agrícolas y ganaderos afectados por “la matraca” y las alcabalas militares para completar el cuadro del descontento de los barineses.

Sin embargo, la presencia de Varela no fue tan apreciada y desde el comando de campaña se señaló que la enviada más bien restaba apoyo en los seguidores del candidato.

Los candidatos del chavismo

Hasta el momento de procesar esta nota no se sabe si el chavismo volverá a lanzar la candidatura de Argenis o se buscará una opción en otro miembro del clan Chávez. En el tablero quedan el actual alcalde de Bolívar, Narciso y su hijo Hugo Chávez Terán.

Hay quienes hablan de traer a María Gabriela Chávez, quien ha estado en el exterior en tareas diplomáticas. Otro que podría retomar la aspiración a la gobernación es Adán Chávez, actual embajador en Cuba, quien también tiene viejas rivalidades con su hermano Argenis.

Otra posibilidad es buscar un candidato del chavismo que no lleve el emblemático apellido y que comience a ofrecer una imagen renovada, distante al discurso radical, que se disponga a conciliar con productores y a ofrecer garantías económicas, gasolina, libertad de tránsito y fin a las expropiaciones. Como en otros regímenes comunistas, los símbolos quedarían solo en las vallas y en los recuerdos de la etapa revolucionaria. Pero, ¿realmente la familia permitirá tal cosa? Difícil de creer.

¿Qué hará la oposición?

Frente al designado por el oficialismo estaría en el mismo dilema la candidatura opositora dada la inhabilitación aplicada por el TSJ. De modo que la oposición deberá aceptar ir a esta repetición de elecciones y buscar un candidato que no se encuentre en las listas de inhabilitados, aun en la de aquellos a quienes Maduro se las retiró; dado el ejemplo de Superlano, no hay garantía de respeto por el chavismo.

Por el momento, Juan Guaidó le dio un visto bueno de lanzarse a esa contienda señalando: “Aprovechemos la lucha de Superlano para reunificar la alternativa democrática”.

El gobernador elegido y no reconocido, Freddy Superlano adelantó: “Si decidimos participar en nuevas elecciones, daremos redoblona al chavismo”.

Lo cierto es que, independientemente de cómo se muevan los acontecimientos, el desconocimiento en los resultados electorales de Barinas le generó un retroceso determinante al proyecto madurista de buscar cierto respiro del cerco internacional al ejecutar una nueva acción abiertamente inconstitucional que distanciará aun más a la revolución de las bases sociales que alguna vez los apoyaron y pone en evidencia la poca voluntad de rectificación que intentaron mostrar a partir del diálogo en México.

¿Eso es algo que les importe o lo único que cuenta es conservar el poder de la familia Chávez en Barinas? De momento, parece más lo segundo que lo primero.

¿Por qué y por quién sigue preso Javier Tarazona?

El directivo de la organización civil Fundaredes y activista por los derechos humanos, Javier Tarazona, es uno de los 245 presos políticos que se cuentan hoy en el país. Tras hacer fuertes denuncias referidas a la actividad de guerrilleros colombianos en Venezuela, fue detenido de forma arbitraria el 2 de julio y desde entonces permanece encerrado en El Helicoide. Su familia advierte sobre su deteriorado cuadro de salud y demanda su libertad, pero ya fue imputado por terrorismo e instigación. ¿A quién molestó?