<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

En Carabobo cierran autopistas y controlan venta de gasolina

El general de División, José Murga Baptista, comandante de la Zona de Defensa Integral en Carabobo instó a la ciudadanía a hacer sus compras en la jurisdicción en la que reside.

En Carabobo cierran autopistas y controlan venta de gasolina

El panorama en el área metropolitana de Valencia estado Carabobo cambia a medida que avanzan los días de la cuarentena decretada por el gobierno nacional.

Cada vez hay menos tránsito de vehículos y personas en las calles. En un recorrido por los municipios Valencia, Naguanagua y Libertador del estado Carabobo se observaron gigantescas colas por combustible este 19 de marzo.

Desde tempranas horas de la mañana, y por segundo día consecutivo, los funcionarios de diferentes cuerpos de policía y efectivos militares, cerraron los accesos hacia la Autopista del Este y la Regional del Centro. Las autoridades intentan contener el traslado del virus de un municipio a otro y cumplir con la cuarentena social para evitar el contagio de Covid-19.

Sólo permiten el paso a aquellos grupos exentos, por su tipo de funciones, como el personal de salud, del sector de alimentos, seguridad, medios de comunicación, entre otros. Mostrar el carnet, hasta ahora, ha sido suficiente para avanzar en territorio carabobeño que mantiene sus fronteras estatales cerrados con Aragua, Cojedes, Yaracuy y Falcón.

Ya el comandante de la Zona Operativa de Defensa Integral (ZODI) en Carabobo, general de División, José Murga Baptista, lo adelantó en el primer día del cierre parcial entre municipios, cuando instó a la ciudadanía a hacer sus compras en la jurisdicción donde cada cual reside.

“Seguimos haciendo un llamado a la colectividad para que sume a quedarse en sus casas. El único integrante de la familia que requiera salir a buscar el abastecimiento, bueno que sea uno. Tenemos otra solicitud para los carabobeños, y es que estas compras que requieren lógicamente para cada uno de sus hogares, las hagamos dentro de nuestros municipios y así seguir preservando la salud de los carabobeños”, expresó el comandante de la ZODI Carabobo.

José Murga Baptista general de división Comandante de Zodi en Carabobo

Enormes filas por gasolina

Las pocas estaciones de servicio que están despachando combustible en la céntrica entidad federal, amanecieron este jueves con filas kilométricas y en doble sentido: dos o tres en la entrada y dos más que se armaban a la salida para ingresar en contravía.

En su mayoría se trataba de unidades de transporte público, camiones de carga y vehículos de personal exceptuado de la cuarentena.

José Millán, conductor de un autobusete, dijo que llegó a las 5:00 am y a finales de la mañana aún no le habían despachado.

“No queda más que esperar, aguantar y tener paciencia”, dijo mientras secaba su sudor y conversaba con el chofer que le precedía en la cola para entrar a la estación El Prado, en la autopista del Sur, sentido a Tocuyito.

La aglomeración se fue haciendo cada vez mayor, y a los efectivos militares que ordenaban el tránsito, se unieron funcionarios de la Policía de Carabobo.

En el caso de vehículos pequeños, la venta de gasolina era de 20 litros, hasta que se agota el combustible.

“Cuando despachen más gandolas, se ampliará esa medida, según nos dijeron”, explicó un empleado en la estación de servicio en el municipio Libertador.

Ventas de alimentos y agua

Los negocios que siguen registrando un buen número de clientes son los que venden agua potable y alimentos.

En el caso de los supermercados, las ventas continúan sin ninguna restricción en la cantidad de artículos que pueden adquirirse.

“Hemos recibido carne, pollos y legumbres y frutas. No ha habido ninguna orden oficial en este supermercado, salvo que los vendedores usen mascarilla y guantes y pidiendo a los compradores que guarden distancia”, comentó una subgerente de un establecimiento de alimentos en Valencia.

Las calles en el centro de Valencia lucieron más despobladas y solamente algunos comercios de alimentos y farmacias abrieron sus puertas. Colocaron carteles avisando que sin tapabocas no podrían ingresar.