En Ucrania resucita Guerra Fría con el peligroso conflicto entre EEUU y Rusia

Estados Unidos y sus aliados de la OTAN temen una inminente invasión de Rusia a Ucrania, después que Putin aumenta el número de tropas en la frontera de la ex república soviética. Difíciles conversaciones intentan bajarle fuego a un conflicto que remite a los tiempos de la Guerra Fría.

En Ucrania resucita Guerra Fría con el peligroso conflicto entre EEUU y Rusia

Altos diplomáticos estadounidenses y rusos mantuvieron el lunes negociaciones cruciales sobre las crecientes tensiones en torno a Ucrania y las exigencias de seguridad de Moscú, con pocas esperanzas de un avance diplomático. El conflicto tiene potencial para llegar a escala internacional.

Las tropas rusas siguen concentradas en la frontera de Ucrania y los occidentales temen una invasión, al tiempo que Moscú exige importantes concesiones a Washington y a sus socios de la OTAN.

Las conversaciones abren una semana de diplomacia de alto riesgo entre Rusia y Occidente, después de que Moscú acumulara decenas de miles de tropas en la frontera ucraniana, llevando a Estados Unidos y Europa a un enfrentamiento que recuerda la Guerra Fría.

La vicesecretaria de Estado estadounidense, Wendy Sherman, y su homólogo ruso, el viceministro de Relaciones Exteriores, Serguéi Riabkov, iniciaron una reunión en la misión de Estados Unidos en Ginebra a las 08h55 horas (07h55 GMT), informó un portavoz del Departamento de Estado.

Pronóstico pesimista

Un convoy de vehículos negros con matrícula diplomática rusa había llegado poco antes, y fue conducido a través de las grandes puertas de hierro donde ondeaba una bandera estadounidense.

Los dos diplomáticos ya se habían reunido de manera informal en la ciudad suiza el domingo por la noche, y Riabkov declaró después a las agencias de noticias rusas que la primera reunión había sido “difícil”.

La agencia de noticias estatal RIA Novosti citó el lunes a Riabkov diciendo que temía que Washington no se tomara en serio la demanda de Moscú de poner fin a la expansión de la OTAN hacia el este.

“¿Están dispuestos a dar garantías legales de que este país, así como otros países (…) no entrarán en la OTAN?” dijo Riabkov, en referencia a una promesa de 2008 de la OTAN de considerar la adhesión de Ucrania y Georgia.

“Tengo un pronóstico bastante pesimista en este sentido”, añadió.

Ucrania

El convoy de delegados rusos ingresa a la sede de la misión diplomática de Estados Unidos en Ginebra, Suiza, para iniciar un duro encuentro en torno a la situación en Ucrania, este 10 de enero de 2022. Foto: Fabrice COFFRINI / AFP

Desde las trincheras de Ucrania

Por su parte el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, advirtió este lunes a Rusia sobre “costos severos, costos económicos y políticos para Rusia si usa una vez más la fuerza militar contra Ucrania”

En las conversaciones del domingo, Sherman subrayó “la libertad de las naciones soberanas para elegir sus propias alianzas”, según el Departamento de Estado.

En las trincheras del frente en Ucrania, donde las fuerzas de Kiev luchan contra los combatientes prorrusos desde 2014, había pocas esperanzas para la diplomacia

“Dudo que nada cambie”, dijo Mykhailo, un soldado de 29 años, mientras caminaba por las trincheras de la ciudad de Avdiivka, justo al norte de la ciudad de Donetsk, un bastión separatista.

“Las garantías de no entrar en la OTAN nunca detendrán” a Putin, dijo Mykhailo, y aseguró que “quiere devolver la Unión Soviética en versión 2.0”.

Ucrania, conflicto AFP

Un efectivo de las fuerzas militares de Ucrania mira a través de su larga vistas en una trinchera en la frontera de su país con Rusia, en el frente de batalla contra separatistas pro rusos cerca de Avdiivka, sureste, el 9 de enero de 2022. Anatolii STEPANOV / AFP

Intransigencia

Ambas partes establecieron líneas firmes. Washington advirtió que Moscú se enfrentaría a graves consecuencias en caso de invasión de Ucrania y Rusia exigió nuevos acuerdos de seguridad con Occidente.

Tras las conversaciones del lunes, el miércoles se celebrará en Bruselas una reunión del Consejo OTAN-Rusia, y el jueves se reunirá en Viena el Consejo Permanente de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), en el que se espera que domine la cuestión de Ucrania.

El Secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, subrayó el domingo que Rusia tenía que elegir entre el diálogo y la confrontación, y advirtió en declaraciones a la cadena de noticias CNN que habría “consecuencias masivas para Rusia si renueva su agresión a Ucrania”.

“Si realmente queremos avanzar, tendremos que ver una desescalada”, añadió el diplomático del presidente estadounidense Joe Biden.

Putin se reunió con Biden en Ginebra en junio y acordó mantener conversaciones periódicas de “estabilidad” entre Sherman y Riabkov. Las rondas anteriores se celebraron en la ciudad suiza en julio y septiembre.

Advertencia de EEUU

En dos llamadas telefónicas a Putin, Biden advirtió de graves consecuencias si Rusia invade Ucrania.

Entre las medidas que se barajan están las sanciones al círculo íntimo de Putin, la cancelación del controvertido gasoducto ruso Nord Stream 2 hacia Alemania o, en el escenario más drástico, el corte de los vínculos de Rusia con el sistema bancario mundial.

Rusia insiste en que fue engañada tras la Guerra Fría y que entendió que la OTAN no se expandiría.

En cambio, la alianza liderada por Estados Unidos acogió a la mayoría de los países del antiguo Pacto de Varsovia y a los tres países bálticos que estaban bajo dominio soviético.

Rusia ha ejercido una intensa presión sobre Ucrania desde 2014, después de que una revolución derrocara a un gobierno pro-Kremlin contrario al acercamiento a Europa.

Rusia anexionó la península de Crimea y respalda una insurgencia en el este de Ucrania en la que han muerto más de 13.000 personas.

 

Vinotinto contra Bolivia: cuando lo normal es anormal

El debut de Venezuela fue soñado. Goleó y gustó. Y lo hizo con un 11 previsible, juntando a los que ya han sido utilizados por otros técnicos. ¿Qué cambió? Parece que el rival facilitó ese primer paso de encontrar la competitividad, perdida por los movimientos de una FVF caótica. Sin embargo, ahora viene lo más difícil: impedir el típico bajón que la Vinotinto muestra luego de un logro