<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

En Venezuela el día de la alimentación se pasa con hambre

Aumento de los índices de desnutrición infantil, pérdida de peso que afecta a 70% de la población, altos costos de los alimentos, bajos salarios y el aumento de personas buscando alimentos en la basura, son algunas de las situaciones que causan que los venezolanos pasen el hambre.

En Venezuela el día de la alimentación se pasa con hambre

En el año 1979 la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, proclamó que el 16 de Octubre sería el Día Mundial de la Alimentación, con la finalidad de concientizar a los pueblos del mundo sobre el problema alimentario mundial, así como también fortalecer la solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza, metas que en Venezuela, parecen en este momento muy difíciles de alcanzar.

Maria Virginia Morales, vive en el barrio La Bombilla de Petare, junto a su hija y sus dos nietas. Ella trabaja como personal de mantenimiento en una empresa privada y señala que por la crisis que atraviesa, desde hace un par de años dejo de hacer mercado en su hogar.

“El salario que gano no me alcanza para comprar suficiente comida, ya no me acuerdo cuando fue la última vez que pude comer un pedazo de carne o pescado. Tengo una nieta de 10 años de edad que siempre me dice que compre carne, me da mucha pena, quizás hasta lástima, pero no me puedo dar ese lujo, en casa al momento de realizar las compras no dejo de comprar el medio cartón de huevos y un pedacito de queso duro  que es lo que más rinde”, dijo Morales

Maria Virginia, dice que cada día observa en su comunidad, como aumentan la cantidad de personas buscando alimentos entre la basura. “Allí veo personas de todas las edades, familias completas, abuelos, eso me llena de indignación”.

Julieta Caballero, vive en el barrio La Alcabala, también de Petare. Es madre soltera y vive con su hija de 16 años de edad. “Mi hija estudia, yo trabajo en una fábrica. Me la paso haciendo horas extras para ganar un poco más de dinero y poder comprarle carne, pollo y pescado para que ella pueda comer, en muchas oportunidades  yo dejo de comer para que ella se alimente».

Su figura es reflejo de la crisis que sufre Venezuela por las políticas del Ejecutivo de Nicolás Maduro. «Yo no hago mercado, dependo de la caja de alimentos que distribuyen los Comités Locales de Alimentación y Producción, Clap, últimamente, solo en las cajas viene arroz y pasta y eso es lo que comemos. Yo he perdido mucho peso, tanto así que mi familia pensaba que yo estaba enferma, la verdad es que he dejado de comer bien”.

Ariana Aular, por su parte, es afortunada, trabaja en una empresa privada en el área de redes sociales. Tiene 25 años de edad vive con su hermana menor y su abuela y con su trabajo puede acceder a alimentos que no tiene un venezolano promedio.

“En estos días mi abuela me preparo el almuerzo, lentejas, pollo en salsa, arroz y ensalada, con un vaso de jugo de piña. Fui al comedor con un grupo de compañeros de trabajo, la secretaria, uno de los porteros, un vigilante y un chofer, calentamos la comida y al momento de sentarnos a comer observe que todos en sus viandas tenían arroz o pasta solo, me contaron que eso era lo que comían diariamente, acompañado con un vaso de agua y por ese es que habían perdido tanto peso, al final compartí mi almuerzo con todos, pero me dio mucha tristeza su situación”.

Lo que dicen las universidades

Los representantes de la Universidad Católica Andrés Bello, (UCAB), la Universidad Central de Venezuela (UCV) y la Universidad Simón Bolívar, (USB), llevaron a cabo una encuesta Nacional de Condiciones de Vida Venezuela 2019 y entre los resultados obtenidos  indicaron que 87% de los hogares en el país, entran en la categoría de pobres y 80% sufren de inseguridad alimentaria. El estudio señala que 89% de las familias pobres no tiene recursos para comprar alimentos, por lo cual están en alto riesgo de hambruna.

Lo que dice Michelle Bachelet

Después de visitar Venezuela, el pasado mes de junio, la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, señaló en su informe: «La escasez creciente de alimentos y su precio cada vez más alto se han traducido en la población venezolana en un número menor de comidas con menos valor nutricional, elevados índices de desnutrición y una repercusión especialmente adversa sobre las mujeres».

Igualmente concluyó en su informe que en Venezuela también se violan los derechos económicos de los ciudadanos. “El desvío de recursos, la corrupción y la falta de mantenimiento en la infraestructura pública, así como la subinversión, han tenido como resultado violaciones al derecho a un nivel adecuado de vida, entre otros, debido al deterioro de servicios básicos como el transporte público y el acceso a electricidad, agua y gas natural».

De acuerdo con las conclusiones del informe de la Alta Comisionada de los derechos Humanos de la ONU, el principal «programa de asistencia alimentaria», conocido como ‘cajas CLAP’, no cubre las necesidades nutricionales que son elementales para la gente».

Los que dice la Unicef

Los representantes del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), informaron en junio que según cálculos preliminares de las Naciones Unidas, una tercera parte de los niños de Venezuela necesitan ayuda para acceder a los servicios básicos de nutrición, salud y educación.

Paloma Escudero, Directora de Comunicación del organismo señaló: “Unicef trabaja en Venezuela desde hace casi 30 años. Mientras el país se enfrente a los efectos devastadores de una crisis económica y política, seguiremos proporcionando a sus niños más vulnerables, dondequiera que se encuentren, el apoyo humanitario que necesitan. Las necesidades de los niños siempre deben estar por encima de la política”.

Escudero afirmó que a Unicef le preocupa que la situación actual de Venezuela que ha hecho que se reduzca el acceso de los niños a los servicios esenciales y haya aumentado su vulnerabilidad. El organismo informó que hasta junio se envió  suplementos de micronutrientes para casi 75.000 niños menores de 5 años de edad y tratamiento ambulatorio para la desnutrición aguda para otros 3.500, en un intento de paliar la crisis en este indefenso grupo etáreo.

Lo que dice Caritas

En junio del 2019,  la ONG Cáritas Venezuela informó que la desnutrición infantil aguda severa aumentó 100% en 14 estados del país, en niños menores de cinco años de edad. Además, recordó que en el primer semestre de 2019, fallecieron, por lo menos, 16 niños en el hospital J.M. de los Ríos

En el informe «Monitoreo del Estado Nutricional y la Seguridad Alimentaria Familiar Niños Menores de 5 años. Enero – Marzo 2019» realizado por Cáritas Venezuela, se recolectó información en 48 parroquias ubicadas en 14 estados del país y se constató un incremento de 100% en la desnutrición aguda severa y de 20% en la aguda moderada en los primeros tres meses de 2019, respecto al trimestre anterior

Aún con la reaparición en anaqueles de rubros alimenticios no se pudo frenar el avance de la desnutrición infantil en Venezuela.

El índice de desnutrición aguda severa pasó de 2 -entre octubre-diciembre de 2018-, a 4 al término del mes de marzo, lo que representa una variación de 100% en apenas tres meses. El promedio de desnutrición aguda moderada subió 20%; de 5 ascendió a 6. El indicador de desnutrición leve no registró diferencia, por lo que el índice se mantuvo en 16.

Distrito Capital, Miranda, Vargas, Zulia, Bolívar, Carabobo, Barinas, Lara, Sucre, Trujillo, Apure, Falcón, Yaracuy y Portuguesa, son las 14 entidades en los que se recabaron datos durante el período analizado, con esto el estudio duplicó el tamaño de la muestra, que incluyó a 1.302 niños evaluados.

Lo que dice la FAO

En julio de 2019, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) sinceró las estadísticas referentes a la población subalimentada en Venezuela y a la malnutrición, y pasó a señalar que el hambre en el mundo lleva tres años en crecimiento, y que en Venezuela 6,8 millones de personas la padecen, después de aseverar por años que esto no sucedía.

En el trienio 2010-2012 la FAO dijo que el hambre en el país se registraba en 3,6 %, de hecho el país recibió, en junio de 2013 un reconocimiento por lograr reducir a la mitad el porcentaje y el número de personas con hambre o subnutrición antes de 2015.Sin embargo, en el trienio de 2015 a 2017 dijo que había aumentado a 11,7 % de la población. Se triplicó.

En abril de este año, la FAO, en el informe de alerta temprana sobre Seguridad Alimentaria y Agricultura Abril-Junio 2019, ubicó a Venezuela entre los 10 países del mundo con “alto riesgo” de surgimiento de una emergencia o un deterioro significativo de la situación actual de su seguridad alimentaria y la agricultura, con efectos potencialmente severos.