<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Encerrados en casa, ¿de dónde obtengo vitamina D?

La vitamina D ha sido señalada como importante para detener la agresividad del coronavirus en el organismo. Se obtiene del sol. Durante la cuarentena es importante recibir rayos solares unos minutos al día con la ventana abierta y comer ciertos alimentos que la contienen

Encerrados en casa, ¿de dónde obtengo vitamina D?

 

El confinamiento en casa ha disminuido el tiempo de exposición al sol, que aporta vitamina D, esencial para el funcionamiento de nuestro organismo. Niños y adultos necesitan tomar sol entre 10 y 15 minutos diarios para sintetizar este importante nutriente.

¿Cuántos minutos de sol han tomado desde que inició la cuarentena?

Hay cosas que uno da por seguro. Una de ella es el sol. Rara vez nos detenemos a pensar en los beneficios de recibir rayos solares a diario.

El sol es la principal fuente de vitamina D para nuestro organismo. A diferencia de otros nutrientes esenciales la vitamina D es producida naturalmente por nuestro cuerpo al exponer la piel a la luz solar. Tener diariamente 10 a 15 minutos de exposición solar en cara, cuello y brazos es suficiente para sintetizar la vitamina D que necesitamos en un día.

Uno de los efectos del confinamiento es una drástica disminución del tiempo de exposición al sol (el vidrio de la ventana bloquea la radiación UVB). Por lo tanto, es importante aprovechar el sol en patios y balcones todos los días, aunque esté nublado. Esto es especialmente importante para personas mayores y niños.

vitamina D

Es recomendable tomar sol en la cara, aunque sea asomados a un balcón o ventana

Los poderes de la vitamina D

La vitamina D forma parte de nuestros nutrientes esenciales y tiene una función primordial sobre la salud ósea: ayuda a que nuestros huesos absorban el calcio presente en alimentos y suplementos.

Los huesos son los principales afectados cuando hay deficiencia de vitamina D. En niños se manifiesta en forma de raquitismo, que puede provocar fracturas óseas y desarrollo deficiente de los dientes. En los adultos causa osteomalacia (huesos débiles, dolor óseo y debilidad muscular) y osteoporosis en personas mayores.

Los estudios muestran que deficiencias en vitamina D están asociadas a mayor riesgo de varias enfermedades: infecciones del aparato respiratorio superior, enfermedades autoinmunes o alergias, problemas cardiovasculares e incluso mayor mortalidad.

Cantidades adecuadas de vitamina D en nuestro organismo ayudan a fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Con la propagación del coronavirus, algunos investigadores han vinculado la vitamina D con la prevención de la enfermedad. Estudios epidemiológicos desarrollados antes de la aparición del Covid-19 habían mostrado que bajos niveles de vitamina D estaban presentes en pacientes con neumonía. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud ha aclarado que, al día de hoy, no hay evidencia científica de que esta vitamina prevenga la infección por coronavirus.

Pescado azul, rey de la vitamina D

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición indica que existen dos maneras dos maneras de que nuestro organismo obtenga vitamina D: una por la dieta y la otra y mucho más importante, por la luz solar.

Aumentar el consumo de pescado azul y huevos en detrimento de la carne son recomendaciones adicionales. Si habitualmente se recomienda ingerir tres raciones por semana para cada uno de estos grupos de alimentos, aumentar a cuatro las de pescado y huevos y bajar la de carne puede ser una ayuda.

La vitamina D la encontramos en:

  • Pescados azules: dorado, atún, bonito, sardinas, caballa, salmón, pez espada o palometa.
sardinas vitamina D

Las sardinas son pescados azules económicos

  • Yema del huevo
yema de huevo

Es conveniente no desechar la yema

  • Leche de vaca
leche da vitamina d

La leche es importante fuente nutricional de vitaminas

  • Hígado de Res

En el caso de los niños, la Asociación Española de Pediatría recomendó que los bebés menores a 12 meses sean alimentados con lactancia materna y si toman fórmulas, que sean enriquecidas con esa vitamina.

En cuanto al sol, para estos días de confinamiento, lo ideal es niños y adultos recibamos algo de rayos solares en los brazos, cara y cuello a través de la ventana abierta (no funciona a través del vidrio) o el balcón, durante diez o quince minutos y tomar un vaso de leche al día en el caso de niños y adultos mayores.

 

 

Academia de Medicina pidió a EEUU vacunas para los venezolanos

El jefe de la diplomacia de Estados Unidos designado para el país, James Story, recibió una comunicación de parte de la Academia Nacional de Medicina en la que se solicita que Venezuela sea incluida en la lista de países latinoamericanos que podrían recibir donaciones de vacunas contra la covid-19