Encuesta Encovi ilustra la miseria en la que se ha sumergido Venezuela

Encuesta Encovi ilustra la miseria en la que se ha sumergido Venezuela

La Encuesta sobre Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi), elaborada por la Uniiversidad Central de Venezuela (UCV), la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y la Universidad Simón Bolívar (USB), revela retrocesos drásticos en los niveles de alimentación, educación y salud nunca antes vistos en la historia democrática del país.

La presentación del estudio, realizada este miércoles en el auditorio del campus de la UCAB en Montalbán, desnudó las condiciones de vida del venezolano durante 2017. La socióloga María Gabriela Ponce informó que el índice de pobreza del país es de 87%, marcada por la desigualdad territorial: 3 de cada 4 personas en situación de pobreza vive en el interior del país.

La alimentación es uno de los factores que más pesó en el empobrecimiento de la población en 2017, reveló la encuesta, a pesar de que la misión gubernamental que tuvo más presencia durante el año pasado fue la del sector, a través de los Comités Locales de Abastecimiento de la Población (Clap).

Más hambre, peor alimentación

89,4% de los encuestados aseguraron que no cuentan con los recursos suficientes para comprar los alimentos básicos, reveló la doctora Marianella Herera, de la Fundación Bengoa. De ese porcentaje, al 70,1% no le alcanzan los ingresos para comer más saludable.

Así mismo, el 61,2 % de los consultados se acuesta con hambre. La cifra se amplía cuando se habla de perder alguna comida del día:
8,1 millones de personas no comen completo. 64,3% de esos 8,1 millones de personas ha perdido, al menos, 11 kilogramos de peso en 2017 en comparación al año anterior.

Violencia imparable

Según el director del Observatorio Venezolano de la Violencia, Roberto Briceño León, en 2017 fueron registrados al menos 89 casos por muerte violenta de cada 100 mil habitantes, lo que hace al país el más violento de Latinoamérica.

El índice representa un 93% del índice de violencia en comparación con años anteriores, «pero no es indicativo de disminución sino de falta de respuesta por parte de los encuestados», sentenció.

Uno de cada cinco venezolanos fue víctima de la violencia durante 2017, lo que ha erosionado aún más la confianza en los cuerpos de seguridad. 71% de los encuestados confían en sus vecinos como fuente de protección (solo 43% lo hace con los funcionarios del Estado).

Las aulas se vacían

Anitza Freites, miembro del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales, resaltó que el acceso a la educación de los jóvenes entre 18 y 24 años bajó en 10% durante 2017, para ubicarse en 48%. Esto quiere decir que al menosdos millones de personas en ese rango etario no asisten a ningún instituto de educación.

En el caso de la escolaridad total (entre 3 y 24 años), el índice de acceso descendió de 78% en 2015 a 71% en 2017. 39% de los estudiantes deben faltar al menos una vez a clases por falla en los sevicios públicos o porque no tienen qué comer en su casa.

Ee_Encovi-07