Escándalo en la catedral de Toledo: sacan al deán por permitir grabar un video sensual

El video de C.Tangana y Nathy Peluso fue grabado dentro de la iglesia. Además del baile, dos actores interpretan a dos sacerdotes que hacen símbolos religiosos. El deán cobró 15.000 euros en nombre de la Catedral. Dijo que lo usó en obras sociales

Escándalo en la catedral de Toledo: sacan al deán por permitir grabar un video sensual

El deán de la Catedral de Toledo, Juan Miguel Ferrer, dimitió hoy 12 de octubre  tras la polémica surgida a raíz del videoclip “Ateo” del músico español C.Tangana y la argentina Nathy Peluso, grabado en el templo toledano.

En el videoclip, publicado el 8 de octubre, ambos artistas aparecen bailando y en actitudes sensuales dentro del templo, que es catedral primada de España.

Tras el malestar que comenzó a manifestarse en redes sociales desde el mismo día de su publicación, Ferrer justificó en un comunicado de prensa la grabación videoclip. Dijo cosas como que la canción “presenta la historia de una conversión mediante el amor humano”. Y se apoyó en la letra de la misma: “Yo era ateo, pero ahora creo, porque un milagro como tú ha tenido que bajar del cielo”.

Pero luego, en reunión con el Arzobispo, admitió que ni siquiera había estado presente cuando lo grabaron.

Este es el video en cuestión:

Reunión con el arzobispo

En el primer comunicado, Ferrer también argumentó que “a ciertas actitudes de intolerancia contrapone la comprensión y acogida de la Iglesia, tal y como se manifiesta en las secuencias finales del vídeo”. Y, aunque reconoció que es cierto que este utiliza “un lenguaje visual provocador”, puntualizó que el resultado final no afecta a la fe. “Es un lenguaje propio de la cultura de nuestro tiempo y se ha atendido al bien que pueda producir en los alejados”, aseguró.

Todo cambió horas después cuando se reunió con el mismísimo arzobispo de Toledo, Francisco Cerro Chaves, quien lamentó “profundamente” la grabación del videoclip en el interior de la catedral.

El arzobispo también pidió perdón a todos los fieles “que se han sentido justamente heridos por este uso indebido de un lugar sagrado”. Dijo que “desconocía absolutamente la existencia de este proyecto, el contenido del mismo y el resultado final”.

Catedral de Toledo

El videoclip provocó que varios toledanos manifestaran frente a la Catedral. No solo protestaron lo que consideran la profanación de un lugar sagrado, sino también de un lugar histórico que es lo que el edificio significa para Toledo.

Dos comunicados radicalmente distintos

Según un comunicado emitido por el Arzobispado de Toledo, ambos sostuvieron “un encuentro cordial” en el que Ferrer pidió “perdón institucional” en su nombre y en el de las diversas instancias del Cabildo.

Además “solicitó” ser relevado el sábado de su mandato al frente de la Catedral de Toledo, una actitud muy distinta a la del primer comunicado.

El deán dijo que el error del Cabildo en este asunto fue no estar presente en la grabación y no hacer “advertencias” sobre algunas imágenes que han provocado “el escándalo de algunas personas”. Subrayó que presentó su dimisión como una manera “elegante” de “facilitar que todo se solucione”.

Aseguró que hay “cordialidad y sintonía” con el arzobispo pero admitió “fallos de comunicación”. Con ello se refirió a los dos comunicados que se difundieron con pocas horas de diferencia el viernes: el del deán justificando la grabación y el del arzobispo lamentándola y pidiendo perdón.

Precisó que la Catedral cobró 15.000 euros por la grabación del videoclip. Explicó que siempre se cobra un dinero cuando la grabación tiene un fin comercial. Según afirmó “desde hace años” esas cantidades se destinan a obras sociales (como en este caso) o a un fin cultural si se especifica así.