Esperanza fundada

La prioridad absoluta es lograr el cambio político. Lograrlo, no hablar de él. Ella no nos exime, al contrario, nos exige, pensar el país que queremos

¿Para qué cambiar? La prioridad absoluta es lograr el cambio político. Lograrlo, no hablar de él. Ella no nos exime, al contrario, nos exige, pensar el país que queremos. Diagnosticar con rigor sus problemas y definir propuestas para la Venezuela que todos queremos y lograremos.

El pasado jueves 28 de noviembre, en el estimulante contexto de la Feria del Libro del Oeste de Caracas organizado por la UCAB, presentamos los títulos publicados el segundo semestre de este año por la colección La República de todos, esfuerzo que realizamos conjuntamente, venciendo las considerables dificultades conocidas por todos, el Instituto de Estudios Parlamentarios Fermín Toro y ABEdiciones UCAB para ofrecer a nuestros diputados a la Asamblea Nacional y a todo ciudadano interesado, una bibliografía de calidad y accesible, sobre temas de interés nacional. Libros que no se conforman con quedarse en la denuncia, aunque no temen hacerla con seriedad, sino que van más allá, con el concurso de ese talento y amor al conocimiento que en nuestro país existe, atreviéndose a trascender a la Venezuela que es, mirando a la Venezuela que puede ser.

Los cuatro títulos nuevos se suman a los siete anteriores. Ya van diez en esta colección, más otros cinco impresos y tres electrónicos, para un total de dieciocho. Menos que lo que hace falta, pero no es poco si se considera el contexto tan hostil a estos empeños. Abordan cuestiones de Derecho Constitucional y Parlamentario, economía, ciencia política, relaciones internacionales, políticas públicas a nivel nacional y local así como su gestión e historia.

La Economía Venezolana del Siglo XX, una perspectiva sectorial, coordinada por Fernando Spiritto y Tomás Straka, revisa el anhelo venezolano de modernidad a través de las experiencias del petróleo, la banca, la bolsa, la agricultura y agroindustria, el cemento, la energía eléctrica, la industria automotriz, la construcción, los medios de comunicación, las telecomunicaciones y las empresas básicas de Guayana.

Brasil, cercano y lejano coordinado por Edmundo González Urrutia con convocatoria a expertos nacionales y extranjeros, analiza al gigantesco vecino en datos de su sistema político, su sociedad y economía, su política exterior y las relaciones bilaterales con Venezuela. Desde distintos ángulos se mira el fenómeno dramáticamente empobrecedor de la  Inflación e Hiperinflación en volumen coordinado por Leonardo Vera y José Guerra, mientras Luis Oliveros coordina a ocho profesionales venezolanos para escudriñar con rigor técnico en La Industria Petrolera en la era chavista, crónica de un fracaso.

En Venezuela hay gente estudiando, pensando, adentrándose en la comprensión de los problemas y proponiendo soluciones para ellos, con la vista puesta en mejorar la vida y las oportunidades del pueblo de este país que amamos. Es un esfuerzo silencioso, poco reconocido, pero que será de considerable utilidad mañana.

Por ahora, alimenta nuestra esperanza venezolana. Es una esperanza fundada.