Este miércoles no habrá clases en la UCAB

El Consejo Universitario de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) decidió suspender las actividades académicas este 26 de octubre, para retomar las clases el jueves 27.

Este miércoles no habrá clases en la UCAB

A través de un comunicado, la UCAB rechaza la postergación por parte del Consejo Nacional Electoral de la recolección del 20% de manifestaciones de voluntad, que activaría el referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, así como la anulación por parte de tribunales penales en varios estados del país del proceso del 1%.

De igual forma, condena los hechos registrados este domingo en la Asamblea Nacional y reiteran su deseo de que, a través del uso de mecanismos previstos en la Constitución puedan restablecer la paz social y la convivencia en el país.

La UCAB también solicita la liberación de los denominados presos políticos y manifestó su respaldo a la inciativa de diálogo que se impulsa desde el pasado 24 de octubre con la intervención del Monseñor Emil Paul Tscherrig, Nuncio Apostólico de Argentina.

A continuación, el comunicado completo de la UCAB:

El Consejo Universitario en sesión ordinaria de fecha 25 de octubre de 2016,  

Considerando  

El deber que corresponde a las Universidades en la orientación de la vida del país mediante nuestra contribución en el esclarecimiento de los problemas nacionales, conforme a lo establecido en la Ley de Universidades y en el Estatuto Orgánico de la Universidad Católica Andrés Bello,  

Considerando  

Que Venezuela vive una grave alteración del orden constitucional y democrático, que se evidencia  a través de un proceso sostenido desde enero de 2016 en el que  se ha venido empleado a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia para despojar a la Asamblea Nacional de su independencia y del cumplimiento de sus funciones contraloras y legislativas. Al tiempo que se ha intensificado la persecución política, el uso de la violencia contra dirigentes opositores y la criminalización del derecho a la protesta pacífica de los ciudadanos.  

Considerando  

Que el 20 de octubre, el Consejo Nacional Electoral, basado en las sentencias de algunos Tribunales Penales de la República, decidió suspender temporalmente la recolección del 20% de las manifestaciones de voluntad para el Referendo Revocatorio Presidencial, pautada para los días 26, 27 y 28 de octubre de 2016, violando abiertamente el orden constitucional y los derechos y garantías del pueblo venezolano, llegando de esta manera a un punto de inflexión inadmisible en la violación del orden constitucional.  

Considerando 

Que frente a estos hechos, la Asamblea Nacional aprobó, el 23 de octubre de 2016, un Acuerdo en el cual, entre otros puntos, declaró “la ruptura del orden constitucional”;

Considerando

Que la Asamblea Nacional es el órgano que representa a todos los venezolanos y venezolanas, y que por lo tanto, sus decisiones constituyen la legítima expresión de la voluntad general, de conformidad con los principios que informan la democracia constitucional;  

Considerando  

Que el mencionado Acuerdo de la Asamblea Nacional reitera la posición institucional de esa Asamblea al denunciar las graves y reiteradas violaciones a la Constitución, las cuales han afectado el orden democrático y por ello, la convivencia pacífica en Venezuela;  

Considerando  

Que la suspensión del procedimiento del referendo revocatorio, como resultado de una decisión injustificada del Consejo Nacional Electoral, afecta los mecanismos previstos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela para la solución pacífica de la grave crisis por la que atraviesa el país;  

Considerando  

Que como muestra de la grave situación de ingobernabilidad del país, la sesión del 23 de octubre de 2016 de la Asamblea Nacional fue interrumpida por hechos violentos;  

Acuerda  

 Primero: Rechazar la decisión del Consejo Nacional Electoral de suspender el procedimiento del referendo revocatorio del mandato presidencial, desconociendo con ello la legítima voluntad de los ciudadanos que, de acuerdo con el propio Consejo, lograron cumplir con el requisito que exigía reunir al menos el uno por ciento (1%) de las manifestaciones de voluntad de los electores para promover el referendo revocatorio.  

Segundo: Condenar los hechos violentos por los cuales se asaltó el Salón de Sesiones del Palacio Federal Legislativo durante la sesión de la Asamblea Nacional del 23 de octubre de 2016, todo lo cual evidenció el irrespeto flagrante a un Poder Público legítimo y una grave falla por parte de los cuerpos de seguridad encargados de resguardar ese recinto.  

Tercero: Respaldar el Acuerdo de la Asamblea Nacional aprobado el 23 de octubre de 2016, como legítima expresión de la voluntad general del pueblo venezolano, así como los esfuerzos que el Parlamento está realizando para reestablecer la vigencia efectiva de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.  

Cuarto: Reiterar el deseo de que la grave crisis que atraviesa el país pueda ser resuelta a través de mecanismos que, amparados en la Constitución, permitan el reestablecimiento inmediato de la paz social, de la convivencia pacífica y del Estado de Derecho en Venezuela, con pleno respeto de los derechos humanos y del pluralismo político.  

Quinto: Solicitar la liberación de los presos políticos y el cese de la persecución arbitraria.  

Sexto:Respaldar todos los esfuerzos necesarios para generar una gran sinergia social de recursos y posibilidades a favor de la restitución del orden constitucional, tales como la presión ciudadana a través de la manifestación pacífica, la presión institucional a través de la Asamblea Nacional, la búsqueda de apoyo internacional y la búsqueda de acuerdos a través de la negociación y el diálogo entre oposición y gobierno.

Séptimo: Respaldar  la Mesa de diálogo nacional que se instaló el lunes 24 de octubre, presidida por el Nuncio Apostólico en Argentina, Mons. Emil Paul Tscherrig, enviado especial de Su Santidad el Papa Francisco. Especialmente nos solidarizamos con  la propuesta de un diálogo transparente con premisas, tema, metodología y cronograma avalados por las partes y la intención de que los acuerdos alcanzados se cumplan. Entendemos que el hecho de sentarse a dialogar no implica la suspensión de manifestaciones públicas que los ciudadanos legítimamente quieran realizar.

Octavo: Exigir a la Fuerza Armada Nacional el cumplimiento del contenido del artículo 328 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, según el cual esa institución está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna.  

Como comunidad universitaria estamos muy conscientes de la gravedad de este momento de la vida nacional. Rescatar el orden constitucional equivale a rescatar el Estado de Derecho y sus instituciones. Con esta meta estamos comprometidos en consonancia con nuestra tradición y valores. 

Dado, firmado y sellado en el Salón de Sesiones del Consejo Universitario a los 25 días del mes de octubre de 2016. 

 

Francisco J. Virtuoso, s.j.                                                  Magaly Vásquez González

            Rector                                                                                              Secretaria