Barcelona

Si Messi conociera a Bobby Bonilla

En las Grandes Ligas (MLB), si un equipo necesita hacerse de un talento y no le cuadrarán las cuentas a final de año, el equipo presenta al jugador un esquema de desembolsos que aminora el peso actual del contrato y posterga los pagos para años venideros.

Messi es un caso más simple: el Barcelona ya no tenía plata para pagarle

La salida de Lionel Messi del Barcelona es casi tan fácil de explicar como lo que sucede hoy a millones de empresas en el mundo: el empleador ya no podía permitirse en su presupuesto pagar un salario demasiado alto para las circunstancias. Muy endeudado, sin solvencia y con el negocio del fútbol en crisis, el club catalán demuestra que los problemas pueden ser los mismos, solo cambia la escala.