<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Cine

Robert Redford estará en el remake de Disney: "Mi amigo el dragón"

A punto de cumplir 80 años y reverenciado como una leyenda incontestable de la gran pantalla, Robert Redford, al frente como actor de la nueva versión de "Pete's Dragon" (Conocida en Venezuela como Mi amigo el dragón), alabó la magia propia del mundo de los niños y reivindicó la relevancia de la fantasía en el cine."Creo que 'magia' es una palabra maravillosa y me parece que es parte del vocabulario del cine. Creo que (la magia en el cine) debería conservarse", explicó Robert Redford en un encuentro reducido con la prensa en el que participó Efe.

"Creo que unir realidad y fantasía es genial y eso es lo que definitivamente intenta hacer 'Pete's Dragon'", añadió el intérprete sobre la cinta que llegará esta semana a los cines de Estados Unidos bajo las órdenes del director David Lowery ("Ain't Them Bodies Saints", 2013) y con la intérprete Bryce Dallas Howard en su elenco.

El clásico de Disney "Pete's Dragon" (1977), un musical que combinaba animación y actores reales, vuelve a la vida con una película muy diferente que, según dijo su director, "usa el mismo título pero cuenta una nueva historia".

Esta reinterpretación de "Pete's Dragon", un largometraje de factura clásica y con el aroma de las viejas historias de aventuras para toda la familia, presenta a Pete (Oakes Fegley), un niño que, tras perder a sus padres en un accidente de automóvil, sobrevive durante años en el bosque junto a Elliot, un adorable y cariñoso dragón que parece más un gigantesco peluche que un monstruo.

Las leyendas acerca de un misterioso dragón oculto entre la naturaleza que se contaban en los pueblos de alrededor cobrarán, de repente, un significado muy real cuando los forestales encuentran a este "niño salvaje" que sólo habla de su mejor amigo Elliot.

Para Redford, que se pone en la piel de un hombre que se ha pasado la vida asegurando que el dragón existe, el filme pone énfasis en mirar "más allá de lo que está frente a ti" y observar lo que parece invisible, algo que, en su opinión, es "muy saludable".

"Creo que la tecnología ha estrechado nuestra mirada. Ahora nos perdemos la naturaleza en su 'estado natural' y tenemos que verla reproducida en nuestras pantallas. Es algo que me causa tristeza", argumentó.

Asimismo, Redford ensalzó la magia y la imaginación que rodea al mundo de los niños y recordó su propia fascinación cuando de pequeño vio películas como "Fantasia" (1940) y "Bambi" (1942).

"Me dije: 'Bueno, eso es lo que las películas pueden hacer. Pueden crear magia, tanto magia oscura como magia brillante'", rememoró.

En un sentido similar, el actor defendió que "Pete's Dragon" muestre a los más pequeños emociones no sólo infantiles, desde la alegría al miedo.

"Me parece que es necesario simplemente porque el mundo es más grande y más oscuro y los niños no saben cómo de complicadas son las cosas", indicó.