<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

cono monetario

¡Ese cono debería escribirse con “ñ”!

En Gaceta Oficial salió publicado: el 1 de mayo próximo comenzará a circular el nuevo cono monetario, que de ese día en adelante pasará a llamarse “bolívar soberano”. ¡Pobre Bolívar! Tal vez si hubiera sabido que íbamos a parar en esto, hubiera preferido quedarse en Europa a disfrutar de su dinero y que hoy los venezolanos fuéramos súbditos de Felipe VI

El lenguaje fallido del nuevo cono monetario

En cualquier quiosco, mototaxi o en las calles del hambre, la simplificación de las transacciones tenía meses quitándole tres ceros a la moneda. Así, un refresco de 180 mil bolívares, lo encuentras “a 180, papá”. O cuando tienes que vender dólares para completar la quincena o comprar el aceite del carro, te lo cambian “a 220 en efectivo”.

El venezolano común no cree en el nuevo cono monetario

Los venezolanos dudan que la llegada del “bolívar soberano” detendrá la voraz hiperinflación que atraviesa el país desde octubre del año pasado, según constató El Estímulo en un recorrido en el este caraqueño por algunas de las colas que se forman para comprar alimentos o frente a cajeros automáticos de bancos. ]]>

El venezolano común no cree en el nuevo cono monetario

Los venezolanos dudan que la llegada del "bolívar soberano" detendrá la voraz hiperinflación que atraviesa el país desde octubre del año pasado, según constató El Estímulo en un recorrido en el este caraqueño por algunas de las colas que se forman para comprar alimentos o frente a cajeros automáticos de bancos. 

¿Qué dicen los economistas de la reconversión monetaria?

La eliminación de tres ceros al bolívar –la segunda en 10 años– puede facilitar las transacciones de la economía en la medida que el Banco Central de Venezuela emita suficientes piezas para atender las necesidades del mercado, ¿pero tendrá algún impacto en la inflación?