Derechos Humanos

Culminó visita de Bachelet a Venezuela

La alta comisionada de los Derechos Humano ante las Naciones Unidas señaló que el gobierno permitirá a un equipo que se quedará en Venezuela en su representación, visitar los centros penitenciarios del país y hablar de forma confidencial con los privados de libertad.

Seis claves de la Venezuela que visita Bachelet

La alta comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet, llega este miércoles a Venezuela para una visita de tres días que ha generado expectativas en un país que atraviesa su peor crisis económica y que lleva meses enredado en un escenario político conflictivo.

Policías y militares actúan en todos los niveles del delito en Venezuela

Lo paradójico de lo que se está viviendo en el país es que la población, en su modelo represivo de seguridad que se le ha impuesto, pide que la policía aplique mano dura contra la delincuencia; pero al mismo tiempo sabe que ésta forma parte de la delincuencia, expresa Roberto Briceño León, director del Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV), en entrevista con El Estímulo.

Cuerpos de seguridad encabezan lista de asesinos en Venezuela

El deterioro institucional y la falta de independencia de los organismos del Estado, han contaminado a las instituciones policiales, haciéndolas parte del crimen organizado que opera en Venezuela, con vínculos en el poder político. Además de los delitos por extorsión, contrabando, robo o tráfico de drogas, en los que suelen haber funcionarios involucrados, la mayoría de los homicidios en el país son cometidos por los cuerpos policiales, tal como lo reflejan las cifras negras de los últimos años.

Crónicas Descalzas | Rechazada

Ella duerme en un sitio en el centro de Caracas. No vive en. No tiene una casa por. Ella no tiene dirección. Ni cuando su mamá estaba viva porque andaban de aquí para allá, cuando era niña. Hoy, nada ha cambiado, con un bolso en el que le caben las cosas que debe tener encima cuando la agarre la noche. “Yo tengo mis cosas en dos maletas, las tengo escondidas en una parte para que no me las roben”. Donde ella duerme en el centro de Caracas, debe llegar a las tres de la tarde y pagarle al vigilante 300 bolívares para que la dejen pasar la noche. “Es una habitación y tiene su cama. Yo pago diario pero hay quien paga la semana. Yo solo puedo pagar diario. Pero no me gusta mucho dormir allí porque hay muchas cucarachas”. Allí tampoco puede cocinar ni tener comida. Sólo entrar y dormir, una noche a la vez.