<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Inflación

FOTOS | Protesta por hambre en Bolívar colapsa vía hacia Brasil

La comunidad indígena de San Miguel de Betania pide hablar con Nicolás Maduro o algún funcionario de su gabinete. Hasta que eso suceda, aseguran que mantendrán bloqueada la Troncal 10, vía que lleva a la frontera con Brasil. Desde hace más de cinco días se mantienen en protesta en la arteria vial por los altos costos y la escasez de alimentos en el territorio.

La inflación venezolana devora dólares y euros mientras fulmina el bolívar

El proceso hiperinflacionario que padece Venezuela, y que dejó casi inservibles los ingresos en la moneda local, el bolívar, ha comenzado ahora a devorar los dólares y euros que reciben muchas familias a través de remesas y pagos por trabajos en estas "monedas duras", otro dato que confirma la severa crisis del país.En las calles del país se habla de la "inflación en dólares" y del cada vez menor rendimiento de las divisas para costear los gastos promedios de las familias que reciben pequeños ingresos en moneda extranjera, como ha ocurrido desde hace un par de años, cuando 100 dólares bastaban para pagar, al menos, la compra básica mensual de alimentos.

"Sí, experimento inflación en dólares", dijo el contable venezolano José Cisneros.

El joven abandonó Venezuela hace tres años en parte por la crisis y en parte para estudiar un máster de planificación empresarial en España y, tras la profundización de la crisis en su país, comenzó a hacer envíos mensuales de 50 euros a su familia, cantidad que ha tenido que elevar hasta 70 en los últimos meses.

Pese a que esta remesa de 70 euros representa al cambio oficial unos 5.080 bolívares -la cifra casi se triplica con la tasa del mercado paralelo-, un valor cercano a tres salarios mínimos, el dinero apenas alcanza para comprar alimentos, según dijo Cisneros a Efe.

La misma "inflación en dólares" afectó a la familia del periodista venezolano Ramón Ballester, quien ahora trabaja en un hotel en Estados Unidos y pasó de enviar a su familia 100 a 140 dólares por mes -8.800 bolívares o casi 5 salarios mínimos-, un dinero que solo se destina a la cobertura de facturas médicas.

La profunda caída de la economía en Venezuela generó un éxodo que la ONU calcula en cerca de 2,3 millones de personas, aunque el Gobierno de Nicolás Maduro insiste en negar lo que algunos países de la región califican como una crisis de migrantes venezolanos.

Estos migrantes enviaron a Venezuela en 2017 cerca de 3.000 millones de dólares en remesas, según algunas estimaciones independientes, y se prevé que la cifra aumente para el cierre de este año.

Aunque los envíos individuales solían estar entre los 50 ó 100 dólares por mes, el economista venezolano Jesús Casique advierte de que en la actualidad hacen falta al menos 200 dólares por persona para la cobertura de gastos básicos, siempre que se tome en cuenta el tipo de cambio oficial que se ubica en 62,88 bolívares por moneda estadounidense.

Casique dijo a Efe que la "emisión de dinero sin respaldo en bienes y servicios" así como la "monetización del déficit", en el que asegura incurre el Gobierno venezolano, son causantes de la enorme inflación que sufre el país, y que el Parlamento calcula cerrará en casi 4.300.000 % este año.

La inflación en Venezuela es tan alta que la diaria durante el pasado mes -4 %- fue superior a la anual de 2017 de Bolivia, Perú, Chile o Brasil.

"La inflación en Venezuela tiene razones fiscales" ligadas a las políticas económicas del Gobierno que preside el chavista Nicolás Maduro desde 2013, añadió Casique.

Mientras, la firma Ecoanalítica eleva hasta los 940 dólares (poco más de 59.000 bolívares a la tasa de cambio oficial o casi 33 salarios mínimos) el ingreso necesario para cubrir los gastos de una familia promedio, que en Venezuela es entendida como de cuatro miembros.

Expertos han señalado que las recientes medidas económicas de Maduro, que incluyen el incremento del salario mínimo por 35 veces su valor anterior, la supresión de 5 ceros a la moneda y una reforma fiscal que afecta "a los más ricos" según Hacienda, no atacan la raíz de las enfermedades de la economía en Venezuela.

Además, los precios de algunos servicios en el país, como internet, telefonía o la educación no pública, por ejemplo, han sufrido súbitos incrementos, cuando antes se pagaban con apenas un puñado de bolívares.

Casique estimó que el fenómeno de la "inflación en dólares" continuará, porque si bien los precios de algunos servicios se han ido adaptando, la mayoría permanecen "rezagados" con los fijados a nivel internacional.

Asamblea Nacional estima inflación en dólares en 84%

La inflación venezolana en septiembre volvió a registrar una marca histórica luego de cerrar en septiembre con un alza de 233,3%, equivalente a un aumento diario de 4%, según las cifras publicadas por la Comisión de Finanzas de la opositora Asamblea Nacional este lunes.

Los precios en dólares acaban con los dientes de los venezolanos

El azúcar es el enemigo tradicional de una dentadura sana. Pero en la Venezuela de la hiperinflación, los precios dolarizados están acabando con las sonrisas de los venezolanos. El billete verde se impuso como ley en los servicios odontológicos como una manera para cubrir los costos en insumos. Muchos pacientes ya se resignan a ver caer sus dientes ante unos precios que, con tan solo verlos, duelen más que una muela cariada. (NDLR: Esta nota fue publicada por primera vez el 11 de mayo).

Ángel Alvarado: "Entramos en una fase más agresiva de la hiperinflación”

El “paquetazo”, como se ha calificado al conjunto de medidas anunciadas por Nicolás Maduro el pasado 20 de agosto entre las que destacan la reconversión monetaria, una nueva familia de billetes, aumento salariales, fiscales y hasta de la gasolina así como el control de precios, “dispararon” la inflación. El economista Ángel Alvarado advirtió que entramos en una nueva fase hiperinflacionaria "con aumentos más agresivos".

AN: Inflación se acelera en 223,1% en agosto pese a reconversión monetaria

La inflación en Venezuela continua constantemente en aumento al registrar en agosto un 223,1%, un incremento diario del 4%, de acuerdo a las cifras que maneja la Asamblea Nacional (AN) a partir de estudios de campo coordinados por diputados economistas de profesión . De continuar esta tendencia se superarán con creces las proyecciones matemáticas que hablaban de una tasa de 44 millones por ciento a la vuelta de un año.

Entender el bolívar soberano, sin ceros pero con incertidumbre

La reconversión monetaria vio la luz el 20 de agosto de 2018. Los números en las cuentas se disminuyeron y los bolívares soberanos empezaron a ser entregados el mismo lunes en algunas entidades bancarias. Aunque el Gobierno calificó la medida como un “éxito”, son muchos los venezolanos que viven con la incertidumbre y la confusión que implica la nueva moneda nacional y el “paquetazo” económico

Entender el bolívar soberano, sin ceros pero con incertidumbre

La reconversión monetaria vio la luz el 20 de agosto de 2018. Los números en las cuentas se disminuyeron y los bolívares soberanos empezaron a ser entregados el mismo lunes en algunas entidades bancarias. Aunque el Gobierno calificó la medida como un “éxito”, son muchos los venezolanos que viven con la incertidumbre y la confusión que implica la nueva moneda nacional y el “paquetazo” económico]]>

Bolívar soberano, contar con los dedos en medio de la confusión

Todos lo hablan, pocos lo entienden. El gobierno anunció medidas económicas y agregó más dificultad a la ecuación: en vez de quitar tres ceros, ahora serán cinco. Así el venezolano ha echado mano de calculadora, hoja y papel o sus propios dedos para sacar cuentas y afrontar el cambio de este 20 de agosto

La jerga sobre el bolívar cambia por culpa de la hiperinflación

La crisis económica en Venezuela cambió el estilo de vida de sus habitantes, desde dejar de ir al cine hasta limitar la compra de alimentos. La devaluación del bolívar ha llevado a una modificación del lenguaje, muchas veces inconsciente, en la que muchos venezolanos se refieren de mala manera a una cantidad determinada de dinero, como puede ser decir '100 bolos' para referirse a 100.000 bolívares. (NDLR: Esta nota fue originalmente publicada en diciembre de 2017)