<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Luis Almagro

Perú convoca al Grupo de Lima para analizar convocatoria a elecciones en Venezuela

El Gobierno de Perú convocó al Grupo de Lima para que se reúna el próximo martes en la capital del país andino para analizar la convocatoria a elecciones anticipadas en Venezuela, informó este jueves el Ministerio peruano de Relaciones Exteriores.Un comunicado oficial señaló que el llamado se ha hecho "ante la decisión de las autoridades electorales de Venezuela de convocar a elecciones anticipadas para el próximo 22 de abril".

Agregó que estas elecciones "no permitirían realizar un proceso justo, libre, transparente y democrático" en el país suramericano.

La nota oficial sostuvo que la invitación al Grupo de Lima, integrado por doce naciones americanas, busca "evaluar las medidas que corresponde adoptar ante el desarrollo de la situación política venezolana".

La convocatoria se hace un día después de que la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Tibisay Lucena, anunció que las elecciones presidenciales en su país se celebrarán el próximo 22 de abril.

Esto tras recibir un decreto de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que ordenó realizar los comicios antes de mayo.

Al respecto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que su Gobierno está abierto a recibir a "todos los observadores internacionales" que quieran asistir al proceso electoral y que les dará "todas las garantías necesarias".

El pasado 23 de enero, el Grupo de Lima rechazó la decisión unilateral de la ANC de adelantar los comicios a una fecha por determinar antes del 30 de abril, cuando generalmente se efectúan a finales de año.

Consideró que esta convocatoria "imposibilita la realización de elecciones democráticas, transparentes y creíbles (...) y contradice los principios democráticos y de buena fe para el diálogo entre el Gobierno y la oposición".

Al día siguiente, Estados Unidos apoyó ese pronunciamiento y consideró que esos comicios "no reflejarán la voluntad del pueblo de Venezuela y serán vistos como antidemocráticos e ilegítimos a los ojos de la comunidad internacional", según dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado.

El Grupo de Lima está integrado por Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Brasil y Costa Rica.

A la declaración del 23 de enero se sumaron Guyana y Santa Lucía, mientras que Estados Unidosparticipa en ocasiones como oyente en las reuniones que se celebran en las diferentes cancillerías, sin haberse integrado oficialmente hasta el momento.

Almagro: faltan dos o tres turnos más de sanciones contra régimen venezolano

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, defendió hoy la aplicación de más sanciones, "más fuertes, más abarcativas", contra los actuales dirigentes venezolanos, antes de que no reste ya espacio para una solución diplomática a la crisis que vive el país."Faltan dos o tres turnos más de sanciones, más fuertes, más abarcativas", que afecten, dijo el político uruguayo, "a los familiares de los dictadores, al sistema político y, obviamente, a aquello de lo que vive el sistema político hasta ahora".

Almagro participó hoy en un debate sobre las perspectivas de América Latina para 2018 organizado por el Foro Económico Mundial en la localidad suiza de Davos.

"No hay sanción contra el pueblo venezolano. La peor sanción que puede haber contra los venezolanos son seis años más de Maduro, que es lo que viene después de esta elección. Y eso no lo podemos permitir", afirmó el máximo responsable de la OEA.

Almagro criticó la convocatoria de elecciones presidenciales, para antes de mayo, realizada por la Asamblea Nacional Constituyente.

"Esa elección no va a ser una elección, quizás la gente vaya a votar, pero hemos visto cómo funciona el sistema electoral venezolano, en las regionales, las municipales, en la propia elección a la Asamblea Nacional Constituyente", afirmó el responsable de la OEA.

"Va a ser cualquier cosa. Ya sabemos el ganador". "Entramos en un proceso final de deslegitimación del régimen de (Nicolás) Maduro", aseguró.

Almagro indicó que se está "desafiando a la historia" y que hay que hacer todo lo posible para que las sanciones internacionales funcionen y obliguen al Gobierno venezolano a rectificar.

"Las sanciones son el mecanismo diplomático más duro. Después de las sanciones, abandonas la diplomacia", advirtió. Por ello, "hay que tratar de hacer funcionar las sanciones", dijo.

A este respecto, Almagro consideró "muy importante el compromiso de todos los países latinoamericanos" a la hora de aplicarlas. "Sabemos que los dictadores y sus familias tienen bienes en los países latinoamericanos".

"Es hora", según el secretario general de la OEA, de que todos se comprometan a aplicar las medidas.

Almagro también hizo un llamamiento a canalizar ayuda internacional hacia los campamentos en Colombia y Brasil que albergan a los venezolanos que han abandonado el país.

"Esa ayuda humanitaria que el régimen bolivariano se ha negado sistemáticamente a recibir, la comunidad internacional tiene que empezar a volcarla hacia esos campamentos y hacia esa gente", indicó.

Cuatro millones de venezolanos se han ido de Venezuela en los últimos años y eso representa mucha más gente, según dijo, que toda la emigración de Oriente Medio a Europa.

Aparte de la elección venezolana, otros cinco países latinoamericanos celebrarán comicios presidenciales a lo largo de 2018: México, Colombia, Brasil, Costa Rica y Paraguay.

Cada una de esas elecciones estará marcada por un tema fuerte, explicó Almagro. En el caso de Colombia por el proceso de paz, en Brasil por los casos de corrupción, en Venezuela por lo que llamó "la ilegitimidad del proceso" y en México por la relación con EE.UU. y la renegociación del TLCAN, el tratado norteamericano de libre comercio.

Pero lo que le importa a la OEA en todos esos procesos es que lo que resulte de esos procesos "refleje la voluntad del pueblo y tenga compromiso democrático con las instituciones y con el mantenimiento de la democracia en cada país", resumió Almagro

Piden a la OEA que de protección a los "balseros" que salen de Venezuela

A la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Caracas llegaron el diputado por el estado Falcón, Luis Stefanelli, y Ana Karina García, responsable de las juventudes de Voluntad Popular con el fin de entregar un documento para que el ente hemisférico revise y pueda otorgar medidas de protección a los 24 jóvenes que sobrevivieron al naufragio de una lancha en el Mar Caribe el pasado 10 de enero cuando intentaban llegar a Curazao.

México ratifica en la OEA su compromiso con la situación de Venezuela

El canciller mexicano, Luis Videgaray, reafirmó este martes al secretario general de la OEA, Luis Almagro, su compromiso con el organismo y con los asuntos más relevantes de la región, como la situación en Venezuela.Videgaray inició una visita de trabajo en Washington para "dar seguimiento a los temas de la agenda regional y bilateral", según informó la Cancillería en un breve comunicado en el que no se precisa hasta cuándo estará en la capital estadounidense.

La primera parada de Videgaray fue la sede de la Organización de los Estados Americanos (OEA), donde se reunió con Almagro, "para refrendar el compromiso" de México "con los asuntos más relevantes de la región latinoamericana, incluyendo la situación en Venezuela".

"Siempre un gusto conversar con Almagro, con quien me reuní hoy en Washington. Tratamos diversos temas de nuestra región y ratificamos nuestro compromiso de seguir sumando esfuerzos con la OEA", escribió el ministro en Twitter tras el encuentro.

Almagro se limitó a retuitear un mensaje de la Cancillería mexicana al respecto y la OEA no ofreció más detalles sobre el encuentro.

México lideró durante 2017 la estrategia de un amplio grupo de países de la OEA para buscar una condena del organismo al Gobierno de Nicolás Maduro, pero sus labores fracasaron en la Asamblea General de Cancún el pasado junio debido a la lealtad al chavismo que mostraron los países del Caribe que han recibido durante años petróleo subvencionado.

Desde entonces la OEA no ha vuelto a celebrar ninguna reunión sobre Venezuela, que ha sido el tema más frecuente en los últimos años, y el debate se ha trasladado al Grupo de Lima, en el que están, entre otros, México, Canadá y Perú, y que Estados Unidos apoya desde fuera, sin haber dado hasta ahora una explicación de por qué ha optado por actuar de ese modo.

Videgaray tiene previsto también reunirse con funcionarios de la Casa Blanca "para continuar dando seguimiento a los diversos temas de la agenda bilateral con Estados Unidos", indica la nota mexicana, sin precisar más al respecto. 

Venezuela vuelve a protestar en la OEA por supuesta violación a la soberanía

La misión de Venezuela ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) volvió este miércoles a elevar una protesta formal ante lo que considera un intento de "violar" la soberanía del país por parte de la organización, a la que acusó de actuar en connivencia con los Estados Unidos."Nuestro mensaje para la OEA es muy simple: fracasaron y fracasarán en todo intento de violar la voluntad de nuestro pueblo y el derecho internacional", denunció la representante venezolana ante la OEA, Carmen Velásquez.

La protesta fue presentada aprovechando el punto destinado a otros asuntos del orden del día de la sesión ordinaria del Consejo Permanente celebrada este miércoles en la sede del organismo, en Washington, por lo que no quedó registrada en las actas oficiales de la reunión.

Durante su intervención, que por producirse fuera del tiempo reglamentario no tuvo réplica, Velásquez enumeró diversos casos en los que, según dijo, la OEA "pisoteó tanto el respeto a la soberanía" como el principio de no intervención en los asuntos internos de cada país.

Venezuela lamentó que la organización no haya reconocido ninguna de las dos elecciones celebradas este año en el país y criticó que se haya alineado sistemáticamente del lado de Estados Unidos en las "incontables maniobras que emanaron desde Washington".

"Estados Unidos y sus países cómplices han respondido a la victoria del pueblo venezolano con sanciones económicas que pretenden ahogar en sufrimiento nuestros deseos de independencia. La hipocresía alcanza un grado criminal cuando se usa un discurso humanitario para apoyar sanciones contra todo un pueblo", señaló.

La protesta del Gobierno venezolano ahonda aún más la crisis que actualmente atraviesa su relación con el organismo internacional, que alcanzó su punto álgido el pasado abril, cuando el Gobierno de Venezuela anunció su intención de apartarse de la OEA.

La decisión de salir temporalmente de la OEA se produjo, según explicaron fuentes del Gobierno, por considerar que en el organismo una mayoría de países buscan presionar al presidente, Nicolás Maduro, para que cumpla el calendario electoral y libere a los políticos presos.

La representante añadió a estas dos acusaciones toda una retahíla de nuevos cargos, tales como fraude, coerción, intento de tutelaje, amenazas de intervención militar y promoción de la violencia.

En este sentido, Velásquez acusó directamente a la OEA de la "muerte trágica de decenas" de venezolanos debido a la ola de protestas que según su Gobierno fueron instigadas por la organización a comienzos de abril.

También criticó la representante venezolana el hecho de que la organización haya dado amparo al autodenominado Tribunal Supremo venezolano "en el exilio", que materializó su constitución el pasado 13 de octubre en el ilustre Salón de las Américas de la sede del organismo.

"En un esfuerzo desesperado, se montó un circo con personajes acusados por actos de corrupción en su pasantía en La Corte Penal Internacional para intentar levantar falsos testimonios contra Venezuela".

Esta última denuncia iba dirigida principalmente al secretario general de la OEA, Luis Almagro, a quien Caracas acusa de abusar de su cargo en la institución al organizar audiencias públicas con el objetivo de determinar si el Gobierno de Maduro ha cometido crímenes de lesa humanidad.

Desde septiembre, Almagro ha promovido diversas audiencias para estudiar si hay base legal para presentar una denuncia ante la Corte Penal Internacional (CPI), algo que, según ha llegado a decir, estaría dispuesto a hacer por si solo, si no consigue recabar el apoyo de ninguna nación.

"Agradecemos la valentía y la solidaridad de todos los países que no participaron en esta conspiración", concluyó Velásquez]]>