Papa Francisco

Papa acepta renuncia de tres obispos chilenos por escándalo de abusos

El papa Francisco aceptó la renuncia presentada por el obispo de Osorno, Juan Barros; de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar, y de Puerto Montt, Cristián Caro Cordero, tras el escándalo en Chile por la falta de transparencia de la Iglesia en la gestión de casos de abusos sexuales a menores, informó la Santa Sede este lunes.

El papa nombra a los nuevos obispos de Cumaná y Maracaibo

El papa Francisco nombró nuevo obispo de la diócesis venezolana de Maracaibo a José Luis Azuaje Ayala y de Cumaná a Jesús González de Zárate Salas, tras aceptar la dimisión de los anteriores al haber alcanzado la edad de jubilación de los prelados, informó la oficina de prensa del Vaticano este jueves.

El papa Francisco y Zapatero se reúnen en el Vaticano

El papa Francisco se reunió este martes con el expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, después de que este haya formado parte de un grupo de observadores internacionales en las elecciones en Venezuela, informó la oficina de prensa del Vaticano.

Papa Francisco concluye su primer día en Chile comiendo "sopaipillas"

El papa Francisco concluyó la primera jornada oficial de su visita a Chile visitando el santuario del jesuita San Alberto Hurtado y probando uno de los productos típicos del país: las sopaipillas.La larga jornada concluyó con una reunión con unos 90 miembros de la Compañía de Jesús, a la que pertenece el papa, y que es un acto habitual en sus viajes.

Después saludó e impartió su bendición a los miembros del "Hogar de Cristo", que se ocupa de los más desfavorecidos y que fundado por San Alberto Hurtado, y otras organizaciones.

Al papa Francisco se le hizo probar una de las miles de sopaipillas, unas croquetas a base harina de maíz y batata, que hizo Sonia Castro, cocinera y activa participante de la parroquia Jesús Obrero, ubicada junto al santuario, para distribuir en esta ocasión.

El papa pareció apreciar la sopaipilla, según lo hizo saber a Sonia Castro y su hija Isabel.

"El señor bendiga este alimento que fue hecho por ustedes mismos. Bendiga las manos que lo hicieron, las manos que lo reparten y las manos que lo reciben", dijo.

"Bendiga el Señor el corazón de todos nosotros y que esto que compartimos enseñe también a compartir la vida y después el cielo", agregó.

Y concluyó bromeando: "Y ojo que en la bendición no pedí que no cayera mal al hígado porque tiene muy buen olor".