Poesía

El chavismo y la poesía del siglo XXI

Hugo Chávez, el hombre del pueblo, el comandante de sonrisa fotográfica y voz incansable, buscó consolidar el  socialismo del siglo XXI apoyando todo su peso en el pensamiento de Bolívar, o, por lo menos, en su interpretación de éste. Era un hombre ávido de letras. En sus largos discursos siempre citaba algún gran clásico de la literatura universal, desde Cervantes hasta Dostoievski, Sabía no tanto de lo que hablaba, sino de lo que quería hablar. Cuando Chávez murió, estas referencias comenzaron a ser cada vez más escasas, la estela que dejó fue la de una generación de relevo que se resguarda en un ideario de doctrina ambigua, con adjetivos discursivos tras adjetivos discursivos. Es un hecho que la administración de Chávez, en su momento, creó espacios para impulsar la lectura. Sin embargo, la producción literaria promovida por el gobierno traza una corta línea entre libros de historia - especialmente aquellos que enaltecen a la figura del libertador Simón Bolívar - movimientos sociales revolucionarios en América Latina y poemarios, pasando por la vida de Chávez en variadas formas, colores, ilustraciones y portadas.  Además,todo lo que el fallecido presidente escribió durante su ejercicio político de casi veinte años, puede ser consultado en el recién estrenado portal todochavez.com

Armando Rojas Guardia, Prometeo del hedonismo

Esgrimista en el ensayo y francotirador en la poesía, hombre de oración pero no místico, de una densidad interior que aflora quemante en cada una de sus líneas trágicas, esperanzadoras, alumno de los límites… este caraqueño universal de las letras ha venido a desnudarse de todo apetito para mostrarse persona, no personaje

Los poetas les arrebataron Medellín a los asesinos

Hace 25 años comenzó una transformación cultural en la ciudad más grande de Colombia. En 1991, cuando la pólvora era moneda de cambio y las empuñaduras de las armas acumulaban huellas, nació el Festival Internacional de Poesía, un evento que convoca a la comunidad literaria internacional y se ha convertido en referencia regional de las letras

La poesía de García Lorca está llena de "duende"

El 5 de junio de 1898 nació en en Fuente Vaqueros, provincia española de Granada, Federico García Lorca. Además de ser uno de los poetas de mayor influencia y popularidad de la literatura española del siglo XX, fue prosista y dramaturgo. Murió fusilado tras el golpe de Estado que dio origen a la Guerra Civil Española. Para conmemorar su legado literario compartimos con ustedes un extracto del discurso conferencial pronunciado en Buenos Aires y La Habana en 1933, titulada Teoría y Juego del Duende:

De boca en boca, de plaza en plaza

Hay  un refrán que reza: "el que busca una boca la encuentra". Otro un tanto más subidito de tono, quizá prosaico, pero siempre romántico, consagra: "un beso es como el agua: no se le niega a nadie". Lo cierto es que hoy es el día internacional del beso y los caraqueños lo celebran en los recodos y plazas de la capital

¿Por qué los venezolanos deberían leer a Octavio Paz?

El 10 de diciembre de 1990 el público ovacionaba al escritor mexicano Octavio Paz. Su obra fue homenajeada por hacer que las letras salieran a la realidad cotidiana. También por darle un nuevo sentido al castellano. Quizá su obra pueda acariciar los pensamientos de cualquier venezolano que esté en búsqueda de la "tercera vía"

Sino Indicios

La poesía de Rafael Cadenas es una invitación del lenguaje a la casa del silencio y la limpieza. Cuando entramos, algo que nos verá morir nos impone sus reglas de respirar, decir y sentir. Las acatamos con el temor de quien sabe que será crucificado para honrar el altísimo manantial de la vida. Son las reglas del cuerpo de gestos precisos, económicos, dictados por el hambre de ser verdadero. Cada uno de sus poemas pide perdón a lo real. Los leemos y sentimos la aprobación del fuego y el agua: nunca serán arrasados por el tiempo. Como toda obra verdadera, a la que el tiempo no pudre, sino que salva y custodia.

Alejandro Castro, con el verso en la mente

Recorre Caracas, su ciudad natal, como errante de paraísos perdidos. No hay momentos en los que Alejandro Castro, en sus andares, no se extravíe en los versos y líricas que pergeña en su cabeza y luego en papel. Es que siempre lleva la poesía consigo, como escapulario al cuello. Este joven escritor, con dos libros publicados, gusta sacudir al lector