protesta

Los huérfanos de las protestas en Altamira

Tras el fin de las protestas opositoras iniciadas el 12 de febrero del pasado año, un grupo manifestantes tomó la plaza Altamira como su patio de demandas. Instalaron un cementerio simbólico con los rostros de los 43 fallecidos durante las revueltas que ha sido detonante de varios enfrentamientos con la Policía Nacional Bolivariana. Entretanto, los vecinos denuncian el secuestro del espacio y el deterioro de la convivencia